El apoyo latino a Biden se debilita y podría costarle el control del Congreso

·4  min de lectura

Los Ángeles, 3 nov (EFE).- Al cumplirse un año de su elección, el presidente Joe Biden enfrenta una fuerte disminución en los índices de aprobación entre los hispanos, sin los que podría perder el control del Congreso en las elecciones de 2022, advierten expertos.

El respaldo de los votantes hispanos fue clave para que Biden llegara a la Casa Blanca, especialmente en Pensilvania, Georgia y Arizona, estado que el demócrata logró arrebatar al expresidente Donald Trump a pesar de ser un territorio eminentemente conservador.

En las elecciones del 3 de noviembre del 2020 Biden obtuvo el 59 % del voto hispano a nivel general, según el Pew Reserch Center, apoyo que continuó los primeros meses de gobierno.

DESBANDADA DE VOTANTES HISPANOS

A finales de mayo pasado el apoyo de los hispanos promedió el 60 %, un punto porcentual más que en la elección, pero esta aprobación ha caído en los últimos meses y tres encuestas de opinión realizadas en octubre mostraron que apenas un 43 % de los latinos respalda la labor del mandatario.

Tal es el giro que en el mes pasado eran más los latinos que desaprobaban su gestión, con un 46 % que critica la actuación de Biden.

Henry Olsen, investigador del Centro de Ética y Políticas Públicas (EPPC, en inglés), dijo a Efe que tanto los hispanos como los independientes “han visto caos e incompetencia… y por eso lo están abandonando en masa”.

El manejo de la pandemia y la economía le está pasando factura al presidente con los hispanos. Por ejemplo a principios de junio, el 65 % de los latinos encuestados por FiveThirtyEight dijo que apoyaba el manejo de la pandemia por parte del presidente, mientras que el 60 % aprobaba su manejo de la economía.

Estos porcentajes se desplomaron en octubre al 45 % y al 42 %, respectivamente.

La caída en la aprobación también se está viendo en el tema migratorio. Olsen advirtió que “el desastre migratorio en la frontera” tiende a impactar más directamente a los hispanos, y que el desempeño del Gobierno en este tema está alejando a los latinos.

A la situación en la frontera se suma los tropiezos para alcanzar la aprobación de una reforma migratoria, dijo a Efe Miguel Tinker-Salas, profesor de Historia y Estudios Latinos en Pomona College en California.

“No ha logrado avanzar un camino a la ciudadanía para ningún grupo. Ese es un ejemplo de que el Gobierno está paralizado y no ha podido impulsar su agenda”, opina el catedrático.

Y Marielena Hincapié, directora del National Immigration Law Center (NILC), advirtió en una conferencia de prensa para presionar por una aprobación de la reforma migratoria que los votantes no apoyan a sus gobernantes por las intenciones sino por los resultados, al referirse sobre el respaldo de Biden a la legalización de millones de inmigrantes.

Según la encuesta más reciente de Economist/YouGov, solo el 21 % de los hispanos aprueba el manejo de la inmigración por parte de Biden, en contraste con el 56 % que aprobaban el trabajo del mandatario en este tema en mayo pasado.

UN PANORAMA FAVORABLE PARA LOS REPUBLICANOS

Si bien el índice de aprobación del presidente Biden es mejor que el de su predecesor, Donald Trump, quien después de los primeros nueve meses de gobierno tenía un 37,8 % de respaldo de los votantes, los expertos advierten que este descontento servirá a los republicanos para ganar varios escaños en las elecciones de 2022, cuando se renovará toda la Cámara de Representantes y buena parte del Senado.

“Se están moviendo (los votantes hispanos) hacia el Partido Republicano, ya que ven a ese partido es más representativo a sus intereses”, consideró Olsen.

En opinión de Tinker-Salas, una gran mayoría de los hispanos no dejará el Partido Demócrata pero sí se mostrarán apáticos a la hora de participar en las elecciones y “se activará el voto de castigo”, destacó.

Cualquiera de los dos escenarios perjudicará el campo ganado por los demócratas en estados como Georgia y Arizona, coinciden los expertos.

“Incluso un pequeño movimiento hacia el Partido Republicano derrotará a los demócratas”, insistió Olsen, que señaló una serie de escaños en la Cámara de Representantes donde los latinos serán clave en distritos de Las Vegas (Nevada), Phoenix y Tucson (Arizona) y el nuevo distrito de Texas.

NO TODO ESTÁ PERDIDO PARA LOS DEMÓCRATAS

Sin embargo, no todo parece estar perdido para Biden y Tinker-Salas consideró que el presidente aún puede recuperar el apoyo de los hispanos si finalmente logra sacar la economía adelante.

Y Olsen condicionó el aumento de la aprobación de los votantes hispanos a Biden si el mandatario “se mueve hacia el centro y demuestra que puede controlar los eventos y restablecer el orden en la frontera”.

“El tiempo dirá si es capaz de hacer eso”, concluyó.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.