Con apoyo de Kuwait, el Gobierno anunció la construcción de un acueducto para abastecer a Córdoba y Santa Fe

LA NACION
·3  min de lectura
El presidente Alberto Fernández participó de un acto virtual con los gobernadores Schiaretti y Perotti, y Gustavo Béliz; se prevé una inversión de US$ 250 millones
Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

Alberto Fernández compartió un acto con dos gobernadores peronistas para intentar dar señales de fortaleza política. El evento contó con el protagonismo del secretario de Asuntos Estatégicos, Gustavo Béliz. El funcionario del riñón del Presidente es un cultor del bajo perfil -casi no habla en público- pero es una espada clave en materia de vínculos internacionales, en un momento de escasez de financiamiento.

El Gobierno anunció un acueducto biprovincial con el objetivo de abastecer de agua potable a Santa Fe y Córdoba. El acto virtual contó con la presencia del gobernador santafecino Omar Perotti, un mandatario provincial de estrechos vínculos con la Casa Rosada. También estuvo conectado el cordobés Juan Schiaretti, una relación que la gestión de Fernández intenta cultivar desde el inicio del mandato.

El mandatario cordobés no integró el Frente de Todos en la última elección y su distrito se inclinó por Juntos por el Cambio en los comicios nacionales. El Día de la Lealtad, Schiaretti se conectó de forma remota al acto en la CGT que tuvo como orador principal al Presidente.

La otra novedad que tuvo el anuncio de hoy fue el discurso de Béliz, un funcionario que prefiere un perfil técnico sin exposición pública. Pero la ocasión ameritó romper el silencio, porque el acueducto que se presentó será financiado por el Fondo Soberano de Kuwait (es una inversión total de US$250 millones) y fue producto de una gestión de su área, la secretaría de Asuntos Estratégicos.

"El Fondo Soberano de Kuwait ha mantenido el apoyo a la Argentina en un momento de estrés financiero y de estrés de financiamiento. Con esta obra está ratificando el nivel de cooperación con nuestro país. Esperamos que contribuya a fortalecer un vínculo bilateral en materia de seguridad alimentaria, energética, de producción industrial, de producción industrial y de una amplia gama de posibilidades que tenemos con el estado de Kuwait", dijo Béliz en un escueto mensaje, acompañado por el embajador del país árabe en la Argentina, Abdullah Ali Alyahya.

Fernández acotó: "Kuwait es un pueblo hermano de la Argentina que hace muchos años trabaja con las provincias, y quiero públicamente agradecerles porque siguieron acompañando a la Argentina aun en momentos difíciles".

Con dos gobernadores

"Abrazo a mis dos amigos y compañeros gobernadores, Omar Perotti y Gringo Schiaretti", dijo el Presidente en un guiño a los mandatarios. El Gobierno siempre ponderó a los gobernadores como un pilar político clave de su gestión, aunque la gestión de la pandemia -que se concentró durante largos meses en el AMBA- postergó esa escenificación y aumentó la puja por los fondos. En un momento delicado de su gestión, el Presidente intenta fortalecer el vínculo político con los mandatarios peronistas.

Schiaretti no ahorró en elogios por el anuncio y dijo que "para los cordobeses es una obra fundamental". Y agregó: "Somos una provincia donde no nos sobra el agua, y el agua es la vida. Esta obra va a permitir que trayendo el agua desde el río Paraná podamos abastecer a la provincia en la parte oeste. Quiero agradecer al Presidente y a Béliz este respaldo y esta decisión de cumplir este sueño de traer el agua del Paraná para Córdoba".