Con el apoyo argentino, la ONU condenará a Irán por violaciones a los derechos humanos

Mujeres kurdas llevan retratos de la iraní Mahsa Amini en una protesta por su asesinato en Irán, realizada en la ciudad iraquí de Qamishli el 26 de septiembre del 2022
Mujeres kurdas llevan retratos de la iraní Mahsa Amini en una protesta por su asesinato en Irán, realizada en la ciudad iraquí de Qamishli el 26 de septiembre del 2022

Por primera vez desde la revolución de los ayatollahs, en 1979, el gobierno iraní se sentará en el banquillo de los acusados de un organismo internacional clave: el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), con sede en Ginebra y presidido este año por el diplomático argentino Federico Villegas Beltrán.

La presidencia del Consejo confirmó ayer que aceptó la petición de distintas ONGs y países miembro para debatir el jueves 24 del mes en curso las acciones estatales del régimen iraní, luego de la violenta muerte de una joven mujer, Mahsa Amini, tras ser apresada por tener el velo islámico “mal colocado”. Esa muerte provocó una ola inédita de protestas en Teherán, y llevó a una represión del Estado iraní que aún no termina y que incluyó, en las últimas horas, condenas a muerte para distintos manifestantes.

Acuerdo con el FMI: Alberto Fernández se reunió con Kristalina Georgieva en medio de la cumbre del G-20

A diferencia de otros debates polémicos recientes, la Argentina impulsó en el Consejo la realización de la sesión, esta vez junto con Alemania y otros 40 países que luego se sumaron al pedido. La postura crítica de la Cancillería contrasta con la reciente abstención, en el mismo organismo, cuando se debatió la continuidad de la misión que investiga las violaciones a los derechos humanos en la Venezuela chavista.

Fuentes diplomáticas aseguraron a LA NACION que el pedido de Amnistía Internacional, que juntó un millón de firmas pidiendo que se convoque a la reunión, fue clave en la concesión de la sesión especial. De allí, casi con seguridad, saldrá el pedido para la conformación, antes de fines de año, de una comisión investigadora de expertos, al estilo de las que ya investigan a Venezuela, Nicaragua y Rusia.

“Más de 1 millón de personas de 220 países y territorios, incluyendo Argentina, han firmado la petición de Amnistía Internacional que pide al Consejo de Derechos Humanos de la ONU que establezca un mecanismo independiente para investigar y garantizar la rendición de cuentas por los graves crímenes de derecho internacional que se están cometiendo en Irán. Esperamos que, en la sesión especial del Consejo el 24 de noviembre, el Estado argentino esté a la altura y apoye la creación de este importante mecanismo que complementará el actual mandato del Relator Especial sobre Irán y permitirá responder adecuadamente a la escala y gravedad de la crisis de derechos humanos en Irán”, afirmó a este diario Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina.

Federico Villegas Beltrán, el argentino que preside el Consejo de Derechos Humanos de la ONU
Federico Villegas Beltrán, el argentino que preside el Consejo de Derechos Humanos de la ONU - Créditos: @Twitter

¿Qué puede ocurrir en la reunión? Fuentes diplomáticas nacionales dieron por descontado que habrá durísimas críticas hacia Teherán, sindicado por la Justicia argentina como autor intelectual de los atentados a la embajada de Israel, en 1992, y la sede de la AMIA, dos años después. “Obviamente estamos observando de Irán a la sociedad que expresa su deseo de que las cosas allí funcionen de modo diferente”, dijo Villegas Beltrán en una entrevista reciente.

Sin Irán presente (no forma parte del Consejo de Derechos Humanos), se prevé que en su defensa hablen los representantes de Cuba, Venezuela y China, aliados históricos del régimen iraní y también cuestionados por sus políticas de derechos humanos. “No les quedan muchos amigos”, confiaron fuentes diplomáticas argentinas.

Sin respuesta a los pedidos de Interpol para que sus exfuncionarios (y algunos actuales) den cuenta ante la Justicia argentina, Irán si reclamó por los tripulantes de su país que formaron parte del avión de Emtrasur, retenido durante meses en Ezeiza por presuntas conexiones con actividades terroristas. El avión fue finalmente liberado, al igual que la totalidad de sus 19 tripulantes, por el juez Federico Villena, aunque sectores de la oposición siguen sospechando de sus conexiones con el terrorismo.