"Aplazar reforma eléctrica es para empatar tiempos electorales"

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 4 (EL UNIVERSAL).- Senadores del PAN y el PRI alertaron que detrás de la decisión de posponer hasta abril la posible aprobación de la reforma eléctrica está un cálculo político electoral para intentar empatar los tiempos junto con la revocación de mandato y las elecciones de 2022 en seis estados del país.

Entrevistados por separado, los legisladores de oposición reconocieron, sin embargo, que esta pausa permitirá que haya más diálogo y discusión sobre el tema.

El senador panista Damián Zepeda consideró que se trata de una estrategia "sospechosa" del gobierno federal, por lo que advirtió que la oposición no puede "echar las campanas al vuelo" hasta que sea desechada propuesta presidencial.

"Yo creo que el gobierno está haciendo un cálculo electoral (…), hay que tener cuidado con que lo quieran empatar. Ya escuché las declaraciones de marchas y demás y hay que tener cuidado con que lo quieran empatar con el ejercicio de revocación y con la elección del año entrante.

"Entonces, yo diría que más que andar de triunfalistas (…) yo prefiero que se vote y que estén los votos firmes y que se deseche esa reforma a este movimiento sospechoso que hizo el gobierno", expresó.

Zepeda Vidales señaló que el aplazamiento de la votación de la iniciativa dará más tiempo a la oposición para "hablar de las mentiras que están detrás del impulso de esta reforma, hablar del daño que se le va a hacer a México.

"Cómo no pueden bajar las tarifas con esta reforma, cómo se va a producir energía más cara y más sucia en lugar de renovable, limpia y barata. Eso es lo que tenemos que explicar a los ciudadanos y en esa ruta estamos".

Indicó que es positivo que se cuente con más tiempo para convencer de que es un error y que esto lo único que va a generar es energía cara y sucia. "Yo lo único que quiero decir es: ojo mexicanos, que no hemos ganado todavía. La batalla se pospuso. Atentos que no nos quieran meter un gol, porque sería dañino para el país".

En el mismo sentido se pronunció el senador priista Jorge Carlos Ramírez Marín, quien sostuvo que se va a tener la oportunidad de escuchar a más personas y de trabajar el dictamen, "si es que existe este espíritu de llevar hasta las últimas consecuencias esta reforma.

"Ojalá que el espíritu sea hacer que efectivamente haya el ánimo de escuchar las muchas propuestas que hay para mejorar la iniciativa que se presentó, para evitar los graves errores que se podrían cometer".

El senador yucateco externo sus dudas de que el aplazamiento de la votación de la reforma eléctrica haya sido producto de una presión de Estados Unidos. "Dudo que le hubieran hecho tanto caso como para posponer la discusión de la reforma. Creo que más bien se trata de una medida de tanteo político.

"Están viendo los tiempos y cómo acomodarlos, pero en todo caso hay que aprovechar que hay más tiempo y hacer que haya un producto que no ponga en riesgo a México y que no ponga en riesgo sobre todo la oportunidad de salvar al medio ambiente", advirtió.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.