Más de 100 negocios se oponen a reabrir "demasiado pronto" en Arizona

Tucson (AZ), 11 may (EFE News).- Bajo el lema “Demasiado Pronto Arizona” más de 100 negocios, algunos de ellos latinos, forman parte de una campaña que se opone a que se reabra el estado y se elimine la orden de permanecer en casa, la cual vence este viernes.

El grupo asegura estar integrado por pequeños negocios, chefs y dueños de restaurantes y tiendas de ropa y accesorios, así como trabajadores que consideran no es el momento o de reabrir el estado.

Este mensaje se da a conocer el mismo día en que varios restaurantes a través de todo el estado comenzaron a permitir a su clientela regresar a comer dentro de sus instalaciones siguiendo varias restricciones y respetando el distanciamiento social.

“Estamos comprometidos en mantener a nuestras comunidades, nuestros empleados, nuestros clientes y nuestras familias fuertes y seguras. Como el resto e ustedes desesperadamente queremos que la vida regrese a la normalidad, pero las cosas no están normales”, dijo el grupo de negociantes este lunes a través de una carta en su página de internet.

Indicaron que a nivel nacional en varios estados siguen en aumento los casos de COVID-19, incluyendo Arizona, por lo que consideran que terminar con la orden de permanecer en casa podría causar “muertes innecesarias”.

Los negocios de ciudades como Phoenix, Tucson, Flagstaff y Mesa dicen estar cautelosos con la reapertura de los negocios y temen que esto pueda tener un efecto perjudicial entre las comunidades y prolongar el impacto negativo que la pandemia está teniendo en los pequeños negocios y la economía.

“Esperamos la guía de expertos epidemiólogos e investigadores para poder reabrir para la seguridad de nuestros clientes y personal”, dijo el grupo.

Los empresarios también cuentan con el apoyo de trabajadores y continúan recaudando firmas para su campaña en su página web.

A finales de marzo el gobernador de Arizona, Doug Ducey, extendió el plazo de la orden de permanecer en casa hasta el 15 de mayo.

Bajo la nueva orden, se permitió que desde la semana pasada algunos negocios no esenciales comenzaran a operar en el estado, incluyendo tiendas de ropa, peluquerías y barberías.

Hasta le fecha en Arizona se han reportado 11,380 casos positivos de COVID-19 y 542 fallecimientos.

(c) Agencia EFE