Apatía en Latinoamérica ante la viruela del mono "condena a las personas a sufrir", según activistas

·3  min de lectura

Por Sarah Morland

CIUDAD DE MÉXICO, 1 sep (Reuters) - Activistas por los derechos LGBT+ de América Latina han pedido a los gobiernos de la región que tomen medidas para prevenir la propagación de la viruela del mono, afirmando que la falta de voluntad para proporcionar vacunas y diagnosticar los casos está perjudicando a los hombres homosexuales y bisexuales.

América Latina ha confirmado alrededor del 16% de los más de 50.000 casos registrados en todo el mundo en el reciente brote, casi exclusivamente en países donde la enfermedad no es históricamente endémica. (Ver gráfico: https://tmsnrt.rs/3QsW88m) https://tmsnrt.rs/3QsW88m

Sin embargo, una red latinoamericana de activistas por los derechos gay cree que los gobiernos están subestimando drásticamente el alcance del brote, en parte debido a la discriminación hacia los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, entre los que la enfermedad ha circulado hasta ahora de forma más extensa por contacto sexual.

"Lo peor que puede pasar es que decidan que esto se va a controlar solo como inmunidad de rebaño", dijo a Reuters el doctor Jorge Saavedra, director del Instituto AHF -AIDS Healthcare Foundation-.

"Las lesiones son muy dolorosas. No pueden condenar a las personas a sufrir (...) Sería una política sádica de Estado. Sadismo de Estado", remarcó.

Los activistas, que se reunieron el jueves en Ciudad de México en un evento para pedir respuestas estatales más contundentes, dijeron que era increíble que México -uno de los países más poblados y visitados de América Latina- tuviera sólo un tercio del número de casos de viruela del mono en comparación con Perú, que confirmó su primer caso un mes después.

Los sexólogos no cuentan con evidencias que indiquen que los peruanos tengan mucho más sexo que los mexicanos, dijo Saavedra en el evento.

La situación es especialmente preocupante en México, según los activistas, donde sólo hay un centro de diagnóstico centralizado, lo que somete a la gente a sufrir largas esperas y recorrer largas distancias.

Las clínicas locales para personas que viven con el VIH, quienes corren el riesgo de sufrir efectos mucho más graves de la viruela del mono, se han visto mientras tanto inundadas de pacientes, dijeron.

El Gobierno de México emitió en junio un comunicado en el que desaconsejaba los mensajes que relacionan a los hombres homosexuales y bisexuales con la viruela del mono para evitar la discriminación.

"Hace 40 años nos estigmatizaron y no nos atendieron por la pandemia del VIH y el SIDA", dijo el investigador del VIH Ricardo Forcada. "Ahora, con el pretexto de no estigmatizarnos, no nos están atendiendo".

Forcada añadió que la red de activistas está preparada para emprender todas las acciones legales precisas, incluida la apelación a la comisión de derechos humanos de México. Esperan que los gobiernos inviertan en campañas de salud específicas y ordenen vacunas.

No queremos que esto se convierta en una cuestión endémica que este por siempre aquí entre nosotros, como otra forma de transmisión sexual", dijo Saavedra.

(Reporte de Sarah Morland en Ciudad de México, editado en español por Aida Peláez-Fernández)