La apasionante y aventurera vida de la intrépida Beryl Markham

·3  min de lectura

Beryl Clutterbuck nació en Inglaterra en 1902 y a los cuatro años de edad se trasladaría con toda su familia a vivir en Kenia, en aquellos momento una de las naciones de aquel continente perteneciente a la África Oriental Británica.

La intrépida Beryl Markham tuvo una apasionante y aventurera vida (imagen vía Wikimedia commons)
La intrépida Beryl Markham tuvo una apasionante y aventurera vida (imagen vía Wikimedia commons)

Desde muy jovencita demostró tener un espíritu aventurero y pocas fueron las cosas que quiso hacer y que se le resistieron. Una de las que mejor se le dio fue la doma de caballos, convirtiéndose en una experimentada entrenadora cuando todavía era una adolescente.

La vida sentimental de Beryl también tuvo cierta trascendencia, debido a que se casó en tres ocasiones (tomó el apellido de su segundo esposo el aristócrata y director cinematográfico Mansfield Markham) y entre sus múltiples conquistas destaca un romance con Enrique de Gloucester, el hijo menor del rey de Inglaterra, Jorge V, una relación clandestina (tan solo llevaba un año casada por segunda vez) que la propia Casa Real Británica se encargó de deshacer.

Sonado también fue otro de sus romances con el célebre piloto y propietario de una compañía de aviación que hacía rutas por el continente africano, Tom Campbell Black, quien enseñó a pilotar a Beryl Markham, convirtiéndose esta en una intrépida piloto, ayudando a rescatar animales o turistas que viajaban hasta Kenia para realizar safaris e incluso se encargó de llevar el correo a diferentes puntos del país a través de la red aérea del servicio postal.

La aviación se convirtió en su principal afición, queriendo realizar todo tipo de hazañas a los mandos de un avión. Realizó un histórico vuelo en solitario entre Nairobi y Londres y poco después (el 4 de septiembre de 1936) embarcarse en la mayor aventura de su vida: realizar el primer vuelo de Este a Oeste cruzando el océano Atlántico (entre Inglaterra y Estados Unidos) sin escalas.

Debía recorrer en poco menos de dos días el trayecto que separaba la población inglesa de Abingdon-on-Thames de Nueva York. Poco ante de llegar a su destino y debido a las bajas temperaturas, el tanque del combustible se congeló, provocando que el avión que pilotaba acabase estrellándose en la población de Baleine Cove, en Nueva Escocia (Canadá). Afortunadamente salió ilesa del percance y aunque no había completado el trayecto programado fue aclamada como una autentica heroína, debido a que sí que había completado un vuelo entre ambos continentes y de Este a Oeste.

Años después, Beryl Markham relataría su aventura aérea en el libro autobiográfico ‘West with the Night’, el cual pasó prácticamente desapercibido en el mundo editorial y no alcanzaría una gran fama hasta cuatro décadas después, cuando en 1983 se reeditó y se convirtió en todo un best seller.

Por aquella época, Beryl ya era una octogenaria que vivía retirada en su granja de Kenia (se había dedicado hasta unos años antes a ser entrenadora de caballos). No atravesaba su mejor momento económico, por lo que la reedición de su libro le dio para vivir sus últimos tres años mucho más desahogada (falleció el 3 de agosto de 1986 a los 83 años de edad).

Varios han sido los filmes y documentales rodados recordando su vida, así como numerosos libros biográficos se han publicado en los últimos años.

Fuentes de consulta e imagen: karenblixen / University of Houston / mujeresenlahistoria / scandalouswoman / nytimes / Wikimedia commons

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.