Aparecen vídeos espeluznantes en redes sociales de Salvador Ramos en los que amenaza con violar a mujeres

·4  min de lectura

Los vídeos del autor del tiroteo en una escuela de Texas, Salvador Ramos, han salido a la luz a raíz de los nuevos reportes que muestran que el adolescente realizaba frecuentes amenazas en las redes sociales.

Ramos dijo a mujeres jóvenes y niñas que iba a violarlas, al tiempo que mostraba un rifle que había comprado. En las retransmisiones en directo de la aplicación de redes sociales Yubo, amenazó con tiroteos en las escuelas, según los usuarios que vieron las amenazas en las últimas semanas, informaron CNN y The Washington Post.

El martes 24 de mayo, Ramos disparó y mató a 21 personas -19 niños y dos profesores- en la escuela primaria Robb de Uvalde (Texas). Ramos fue abatido por las fuerzas del orden.

Los usuarios que presenciaron las amenazas señalaron que no las creyeron auténticas hasta que vieron la noticia del tiroteo.

Tres usuarios de Yubo comentaron que vieron a Ramos amenazar con violencia sexual y con disparar en la escuela. Los usuarios dijeron que habían reportado la cuenta de Ramos tras las amenazas, pero parece que la cuenta de Ramos seguía activa.

“Estamos muy entristecidos por esta incalificable pérdida y estamos cooperando plenamente con las fuerzas del orden en su investigación”, indicó Yubo a CNN en un comunicado. La app Yubo está “investigando una cuenta que desde entonces ha sido suspendida de la plataforma”.

Los vídeos de Salvador Ramos han salido a la luz en medio de reportes de que hizo amenazas en línea de violencia, incluyendo violaciones (Captura de pantalla / CNN)
Los vídeos de Salvador Ramos han salido a la luz en medio de reportes de que hizo amenazas en línea de violencia, incluyendo violaciones (Captura de pantalla / CNN)

Yubo afirma que el 99 por ciento de sus 60 millones de usuarios mundiales son menores de 25 años.

Amanda Robbins, de 19 años, dijo a CNN que después de rechazar las insinuaciones de Ramos durante un livestream, él la amenazó con derribar su puerta y violarla y asesinarla. Añadió que le vio hacer amenazas similares de “actos de agresión sexual y violencia” contra otras chicas.

Robbins mencionó que había reportado el relato de Ramos. Explicó que Yubo “dijo que si veías algún comportamiento que no estuviera bien, que lo reportaras. Pero no han hecho nada”.

“A ese chico se le permitió estar en línea y decir esto”, añadió.

Los usuarios dijeron que no se tomaron en serio las amenazas de Ramos debido a la frecuencia con la que se producen troleo en la aplicación.

Hannah, de 18 años, de Ontario, Canadá, explica que reportó a Ramos en abril después de que él amenazara con disparar a su escuela y violarla y matarla a ella y a su madre durante un livestream. La joven declaró a CNN que Ramos volvió a la plataforma después de una prohibición temporal. Añadió que, en un momento dado, Ramos inclinó su cámara web para mostrar un arma de fuego sobre su cama.

Una joven alemana de 15 años que recibió mensajes de Ramos poco antes del tiroteo mencionó que pensaba que sus amenazas violentas no eran serias.

Los vídeos de Salvador Ramos han salido a la luz en medio de reportes de que hizo amenazas en línea de violencia, incluyendo violaciones (Captura de pantalla / CNN)
Los vídeos de Salvador Ramos han salido a la luz en medio de reportes de que hizo amenazas en línea de violencia, incluyendo violaciones (Captura de pantalla / CNN)

Después del tiroteo, expresó: “He juntado todas las piezas y ahora tiene sentido... Simplemente fui demasiado tonta para darme cuenta de todas las señales que estaba dando”.

Otras chicas y mujeres jóvenes dijeron a The Washington Post que rara vez reportaban a Ramos porque sus amenazas no eran claras. Algunas señalaron que pensaban que era simplemente la forma en que los adolescentes hablaban en línea. La mezcla de ira y misoginia era habitual. Una chica relató al periódico que simplemente “así es la red”.

Las jóvenes señalaron que Ramos publicaba imágenes de gatos muertos y les enviaba mensajes extraños, además de bromear sobre la agresión sexual.

“Todo el mundo merece ser violado”, dijo una vez Ramos en un chat de Yubo, según el reporte.

“Fui testigo de cómo acosaba a las chicas y las amenazaba con agredirlas sexualmente, como violarlas y secuestrarlas”, subrayó un adolescente a The Post. “No fue un hecho aislado. Era frecuente”.

“Como hay una investigación en curso y activa y porque esta información se refiere a los datos de un individuo específico, no estamos legalmente capacitados para compartir estos detalles de manera pública en este momento”, declaró la portavoz de Yubo, Amy Williams, al periódico en relación a si la compañía recibió reportes sobre la cuenta de Ramos.

Diez días antes del tiroteo del 24 de mayo, escribió “10 días más” en un mensaje, según un funcionario del Departamento de Seguridad Pública de Texas.

“¿Vas a disparar a una escuela o algo así?”, le preguntó un usuario a Ramos.

“No, deja de hacer preguntas tontas. Ya lo verás”, respondió.

Una chica que deseaba permanecer en el anonimato comentó al Post que vio a Ramos decirle a alguien “cállate antes de que te dispare”, pero que no era algo fuera de lo común porque “los niños bromean así”.

Añadió que él sugirió que iba a pasar algo el 24 de mayo a al menos tres chicas.

“Te lo cuento antes de las once. Es nuestro pequeño secreto”, dijo en varias ocasiones. La mañana del 24 de mayo, envió una imagen de dos rifles.

“Amenazaba a todo el mundo”, mencionó. “Hablaba de disparar en las escuelas, pero nadie le creía, nadie pensaba que lo haría”.

Una chica de 16 años relató que Ramos reaccionó a un meme que ella publicó, diciendo “personalmente no usaría un AK-47”, añadiendo que usaría “un arma mejor” como un AR-15 - el tipo de arma que usó en el tiroteo, según la policía.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Crecen las críticas hacia la actuación policial en la masacre de Uvalde

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.