Apagones masivos, racionamiento y tarifas congeladas: las claves de la crisis energética en América Latina

·8  min de lectura
Esta noche continuaba una zona del Barrio de Mataderos sin luz.
Gerardo Viercovich

El gran corte de luz que afectó a 700.000 usuarios en la Ciudad y las zonas norte y oeste del Gran Buenos Aires fue el tema excluyente ayer en el país, en una jornada con temperaturas récord. Aunque la escena de ayer tranquilamente se podría haber visto en otros puntos de América Latina, donde la crisis energética es un problema que cruza varias fronteras. Sin embargo, coinciden especialistas y organismos multilaterales, la Argentina es uno de los más afectados por los apagones.

Cortes como el que el AMBA sufrió ayer, que dejó calles sin semáforos, comercio con las persianas bajas, y casas sin el preciado aire acondicionado cuando los termómetros alcanzaban los 41,1º grados (un récord desde 1906), abren el debate de la situación energética en el país y en todo América Latina: los apagones son más bien comunes en la región.

Según información del Banco Mundial -que recopila datos dentro de la última década según el país- en la Argentina se producen alrededor de 9 cortes de electricidad por año, con una duración promedio de 5,2 horas según la misma medición. Es el segundo lugar después de México, en el que sus habitantes pueden esperar en promedio 6,8 horas para que les repongan el servicio, y tienen alrededor de 17,6 interrupciones eléctricas anuales.

Galería Las Vegas en Belgrano sin luz
Hernán Zenteno


Galería Las Vegas en Belgrano sin luz (Hernán Zenteno/)

En su último reporte de “Calidad y confiabilidad de los servicios eléctricos en América Latina” (2020), con datos de 2015, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) saca conclusiones similares, e indica que Argentina ha llegado a tener años con interrupciones medias de más de 60 horas. Cabe precisar que esta medición incluye a las zonas urbanas y rurales.

Duración media anual de las interrupciones de electricidad, en donde la Argentina aparece tercero.
Duración media anual de las interrupciones de electricidad, en donde la Argentina aparece tercero.


Duración media anual de las interrupciones de electricidad, en donde la Argentina aparece tercero.

Los motivos de los apagones

Según especialistas entrevistados por LA NACION, hay un denominador común entre los países con más interrupciones eléctricas en América Latina: el desarrollo en la infraestructura eléctrica es menor a la demanda, que ha ido en alza en los últimos años por el crecimiento demográfico y por el cambio climático. Según datos de la Cepal, el consumo aumentó un 30% en diez años en toda la región.

Daniel Montamat, exsecretario de Energía de la Argentina, dice a LA NACION que la política subsidiaria y los congelamientos tarifarios son las razones directas de la falta de desarrollo de infraestructura respecto al incremento en la demanda. “Resiente las cuentas cuando hay operadores de empresas privadas. Porque ellos tienen que seguir pagando el personal, seguir comprando cable, seguir comprando transformadores, agregar alguna estación subdistribuidora; se va congestionando y la demanda va creciendo sobre todo si los precios son tan baratos”, explica.

El exministro de Medio Ambiente chileno Marcelo Mena agrega, por otro lado, que los costos por cortes eléctricos superan los gastos que implicarían mejorar la infraestructura. “El Banco Mundial estima que hay cinco veces más beneficios que costos por el desarrollo de una infraestructura más equipada y más resiliente contra el cambio climático”, menciona. Y agrega que hay varios estudios del mismo organismo que indican que “los sistemas eléctricos en América Latina son especialmente vulnerables a eventos climáticos como las olas de calor y las heladas”.

Sube estación eléctrica en Morón dónde se habría originado el desperfecto que ocasionó el apagón de ayer en Buenos Aires
Santiago Filipuzzi


Sube estación eléctrica en Morón dónde se habría originado el desperfecto que ocasionó el apagón de ayer en Buenos Aires (Santiago Filipuzzi/)

En cuanto a la política económica, el exministro chileno opina que los subsidios no son una mala estrategia en países con altos índices de desigualdad. Sin embargo, enfatiza que “estos subsidios deben ser focalizados”, y que los debe de recibir la población más vulnerable y con menores ingresos.

Ambos expertos opinan que el desarrollo de la infraestructura eléctrica debe mejorar rápidamente, ampliar la capacidad de oferta y ser resiliente a los cambios de temperatura que toda la región está sufriendo.

También catalogan a tres países como los más afectados por las interrupciones tanto por el tiempo de corte como por las personas afectadas: Venezuela, México y la Argentina.

1. Venezuela

“Había que vivir, prácticamente sobre la marcha. Yo no sabía más o menos cuándo se iba a ir la luz. Entonces cocinaba todo, ponía todo a congelar. Era una locura. Había un montón de calor, y me costaba dormir”, cuenta Rogmer Briceño a LA NACION. Él es venezolano y hoy vive en la Argentina, y a pesar de que también ha vivido los cortes de luz aquí, dice que no son experiencias comparables.

Tan solo en diciembre del año pasado, una falla dejó sin energía a 19 de 23 estados en Venezuela por casi cuatro horas. En esa oportunidad, el vicepresidente de Obras Públicas y Servicios de Venezuela, Néstor Reverol, informaba en el canal estatal VTV que se estaban llevando a cabo labores para recuperar el servicio y promovió la teoría del boicot. “La experiencia acumulada en el combate de la guerra eléctrica permitirá la recuperación del sistema”, decía Reverol, aunque de mantenimiento ni hablar. Para el gobierno la falla eléctrica había sido causada por otros motivos. “Nuevamente quienes se ensañaron en el 2019 arremeten contra nuestro pueblo, sobre todo en estas fiestas decembrinas”, señalaba el funcionario.

El apagón de marzo de 2019 es algo aún fresco en la memoria de varios venezolanos. Dejó a Caracas, la capital, sin luz por cinco días completos. En esa ocasión, el gobierno también aludió a un ataque en el Sistema Eléctrico Nacional, pero para algunos expertos tiene que ver con la falta de mantenimiento. Para los venezolanos, esta situación se ha vuelto recurrente tras la crisis eléctrica que viven hace casi una década, y para paliarla han debido someterse al racionamiento eléctrico. “A veces tres veces al día. Te racionaban de seis de la mañana a las 12 del mediodía. Después la cortaban a las tres de la tarde y la devolvían a las 10 de la noche”, comenta Rogmer.

Los cortes de luz comenzaron anteayer por la tarde y dejaron a pie a decenas de miles de venezolanos
Matías Delacroix


(ARCHIVO) Los cortes de luz que han afectado a Venezuela incluso han dejado a pie a decenas de miles de venezolanos (Matías Delacroix/)

Montamat explica que en Venezuela “había un servicio de relativa calidad y luego empezaron con el congelamiento indefinidos de las tarifas eléctricas”. Para el exfuncionario argentino, la nacionalización de la empresa eléctrica en Venezuela trajo consigo un bajo mantenimiento y poca inversión en infraestructura, lo que provoca estos frecuentes cortes.

Un hombre usa la luz de su teléfono mientras camina en la cocina de un restaurante durante un apagón en Caracas, Venezuela.
Carlos Garcia Rawlins


(ARCHIVO) Venezuela vive una década de crisis energética, en la que han debido racionar el consumo. (Carlos Garcia Rawlins/)

2. México

Hablar de cortes de luz en México es hablar especialmente del norte del país: Chihuahua, Ciudad Juárez, Saltillo y Monterrey son de los estados que recurrentemente tienen cortes de corriente eléctrica. Sobre todo, la falta de energía afecta en los primeros meses del año, cuando las temperaturas bajan hasta los -15°C.

Sin embargo, el problema no es solo la temperatura, sino que el servicio eléctrico no está preparado para las mismas. Tampoco para la demanda. El año pasado hubo 4,7 millones afectados por un corte que dejó sin luz a diferentes partes del norte mexicano y frontera con Estados Unidos. En ese tiempo las autoridades denunciaban que los problemas en la red se debían a una sobrecarga en el uso eléctrico por parte de los ciudadanos de las dos fronteras.

De todas maneras, uno de los retos más importantes de México es extender su red eléctrica. Según estudios de la Cepal, es uno de los países con mayor desigualdad en el acceso a este servicio.

El Banco Mundial señala que en México hay alrededor de 20 cortes por año, pero lo impactante es que en promedio duran en promedio siete horas. Siete horas a temperaturas bajo cero.

3. La Argentina

El más cercano fue el corte eléctrico que ayer afectó, sobre todo, a la capital del país. Sin embargo, hay fechas que viven en el recuerdo de los argentinos que sufrieron interrupciones prolongadas, especialmente en las últimas dos décadas.

En 2013 sucedió uno de los más terribles cortes, que se cobró la vida de tres personas a causa de múltiples cortes que podían durar desde dos horas hasta diez días. En Santiago del Estero, donde el termómetro llegó aquella vez a los 49°, murió un anciano de 72 años que vivía en la calle y otro hombre de 34 años que dormía la siesta en su casa. En Salta murió otra persona producto de un paro cardíaco mientras caminaba al costado de la ruta.

Una esquina de Villa Urquiza sin luz, en los apagones que sufrió la ciudad de Buenos Aires a fines de 2013
Fabián Marelli


Una esquina de Villa Urquiza sin luz, en los apagones que sufrió la ciudad de Buenos Aires a fines de 2013 (Fabián Marelli/)

La última medición disponible, de 2019, estima que en la región se consumieron, en promedio, más de 1,336,381 gigavatios por hora. Según el mismo informe, la Argentina es el tercer país con mayor consumo eléctrico de América Latina, con 125,637 gigavatios por hora.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.