AP Fotos: La cuenta atrás para el Mundial de Qatar

QATAR GALERÍA (AP)
QATAR GALERÍA (AP)

Por fin ha llegado el momento de Qatar.

En unas semanas, el pequeño emirato del Golfo Pérsico se convertirá en el anfitrión del mayor evento deportivo celebrado nunca en la región. El Mundial se acerca, y con él el escrutinio, pero también la curiosidad.

Qatar está aprovechando la Copa del Mundo para mostrar su cultura, historia e identidad a los 1,2 millones de visitantes que se calcula que viajarán para el torneo entre 20 de noviembre y el 18 de diciembre, y para los millones más que lo seguirán por televisión.

Como ejemplo, las carreras de camellos, símbolo de la cultura qatarí y uno de los deportes más antiguos del país. Lejos de las luces, los centros comerciales, los rascacielos y las torres de Doha, los hombres se reúnen antes del amanecer en el hipódromo de Al Shahaniya para entrenar a sus animales para las próximas carreras. Tras el veto al uso de niños como jinetes, los camellos compiten guiados por sus dueños a través de un micrófono, y azotados simultáneamente por los modernos robots que los montan.

No muy lejos de allí, Fahad Bin Mohammed Al-Attiyah espera a visitantes en su granja ecológica. El grupo que dirige la Fundación Caravane Earth y la granja Haneet Salma está ansioso por promover los enfoques éticos en las formas locales e innovadoras de cultivo.

Los guías turísticos están listos para enseñar el lado más natural del país, en gran parte desconocido, como las suaves dunas del mar interior de Khor Al Adaid, donde la arena y el mar se encuentran en la frontera con Arabia Saudí.

En el centro de Doha, The Irish Pub es un lugar muy concurrido, con fútbol en los televisores repartidos por el local y una mujer que toca música en vivo en un escenario mientras los meseros sirven cerveza. Qatar, de mayoría musulmana, ha tenido que relajar sus estricta normativa sobre el consumo de alcohol ante la llegada de fanáticos de 31 países que llevarán el ambiente festivo a las calles de la capital.

Dentro del zoco Waqif, un enorme mercado en el centro de Doha que será muy popular entre los turistas por sus restaurantes, cafés y tiendas, un halcón se posa sobre la muñeca izquierda de un hombre que descansa en un banco delante de su tienda mientras revisa su celular. La cetrería es uno de los deportes más extendidos en el país, y en toda la Península Arábiga, y hay tiendas especializadas regentadas por cetreros donde se exponen sus aves.

Frente al Estadio Khalifa, un migrante duerme en un banco antes de que comience su turno matinal. El país ha recibido críticas por su trato a los trabajadores migrantes, que han soportado la carga de trabajo para levantar los estadios y la infraestructura para el torneo.