AP EXPLICA: ¿Quién puede parar a Djokovic en Australia?

ABIERTO DE AUSTRALIA (AP)
ABIERTO DE AUSTRALIA (AP)

Novak Djokovic apenas disputaba el primer set de su duelo de cuartos de final del Abierto de Australia contra Andrey Rublev cuando el jugador señalado para enfrentar al ganador de ese partido, Tommy Paul, compareció para una rueda de prensa.

“Tendría mejores probabilidades de ganar si es contra Rublev", dijo Paul, sonriendo. “Pero jugar contra Novak en Australia sería espectacular”.

Bueno, es lo que le tocará el viernes en la arena Rod Laver en las semifinales.

Djokovic ni se despeinó al arrasar el miércoles 6-1, 6-2, 6-4 al ruso Rublev, quinto cabeza de serie, para estirar a 26 partidos su racha de victorias en el Melbourne Park. Igualó a Andre Aggasi para la racha de triunfos más larga de un hombre en el país en la era abierta, que se remonta a 1968.

Si encadena la 28va victoria ante Paul y otra ya sea contra Stefanos Tsitsipas o Karen Khachanov en la final del domingo, Djokovic sumará su décimo campeonato en el Abierto de Australia, ampliando su propio récord. También alcanzará su 22do en citas de Grand Slam e igualará el récord de Rafael Nadal en el tenis masculino.

Pero huelga recordar que hay un paréntesis durante la racha de Djokovic. No disputó el Abierto de Australia el año pasado, algo que le motiva “extra” en esta edición.

¿POR QUÉ NO DISPUTÓ EL ANTERIOR ABIERTO DE AUSTRALIA?

Respuesta corta: No se vacunó contra el COVID-19.

Respuesta amplia: Djokovic pidió y recibió una exención que le permitiría disputar el torneo — e ingresar el país — pese a un estricto protocolo que requería estar vacunado. Al aterrizar, quedó detenido en el aeropuerto, le cancelaron la visa y fue trasladado a un hotel para migrantes. Un juez restableció su visa y ordenó que saliera del hotel, al argumentar que no pudo contactar a sus abogados. El ministro de asuntos migratorios del país revocó la visa otra vez, citando “interés público”. La apelación de Djokovic fue rechazada, y fue deportado. Se exponía a un veto de tres años para ingresar al país por la visa cancelada.

¿CÓMO PUDO JUGAR ESTE AÑO?

El serbio de 35 años aún no se vacuna contra el COVID-19 y dice que no lo hará, sin importar que pueda perderse torneos. Pero Australia cambió de gobierno, se modificaron los protocolos sanitarios y el el actual ministro de migración le otorgó la visa. De momento, Estados Unidos sigue sin permitir el ingreso de extranjeros no vacunados, lo que impedirá a Djokovic competir en el Abierto de Estados Unidos por segundo año seguido.

¿CÓMO LE RECIBIERON LOS ESPECTADORES?

Desde el primer día en Melbourne, Djokovic ha recibido cariño, con la excepción de algún aficionado que le abuchea y trata de irritarle con insultos. Decenas de banderas serbias tapizan las gradas durante sus partidos, al igual que pancartas con la frase GOAT — “El Mejor de la Historia".

¿CÓMO LE HA IDO?

Djokovic arrancó titubeante debido a una molestia en la pierna izquierda, vendada en cada partido. Tras jugar lejos de su mejor nivel, sometiéndose a tratamientos y “muchos” analgésicos, ha estado sensacional en sus últimos partidos. Ha ganado 11 sets seguidos, cediendo apenas 27 juegos. “Si ese es el nivel, creo que se lleva el título”, dijo Alex de Miñaur tras perder 6-2, 6-1, 6-2 ante Djokovic. El miércoles, el serbio señaló que sus últimas dos victorias “mandan un mensaje a todos mis oponentes que siguen en el cuadro”.

¿SE LE PUEDE GANAR?

Dato clave: Djokovic tiene marca de 18-0 en las semifinales y finales en Melbourne. Es el único de los hombres que puede presumir de títulos de Grand Slam. Tsitsipas es el único de los semifinalistas que ha alcanzado la final de un grande. El griego sucumbió ante Djokovic en la final del Abierto de Francia de 2021, en la que desperdició una ventaja de dos sets. Cualquiera pensaría que Tsitsipas es al que le gustaría olvidarse de lo ocurrido, pero resulta que Djokovic fue el que pareció no recordarlo el otro día: “¿Nunca ha jugado una final o me equivoco?” Tras el recordatorio de Roland Garros por parte de la prensa, Djokovic respondió: “Cierto. Me equivoqué”.

En cuanto a sus cruces directos contra los semifinalistas, Djokovic nunca ha enfrentado a Paul; domina 10-2 ante Tsitsipas (ganando los últimos nueve) y manda 8-1 frente a Khachanov (ganando los últimos siete).

Al referirse al estadounidense Paul, 35to del ránking, Djokovic avisó: “Si sigo jugando así, la verdad que tengo buenas posibilidades de salir campeón”.