AP EXPLICA: ¿China Comparte suficientes datos sobre COVID?

AP EXPLICA-CORONAVIRUS-CHINA (AP)
AP EXPLICA-CORONAVIRUS-CHINA (AP)

A medida que el COVID-19 se extiende por China, otros países y la Organización Mundial de la Salud (OMS) están solicitando a su gobierno que comparta datos más completos sobre el brote. Algunos incluso afirman que muchas de las cifras que ofrece no tienen sentido.

Sin datos básicos como la cantidad de muertes, contagios y casos graves, gobiernos de otros países han establecido requisitos de pruebas del virus para los viajeros procedentes de China. Beijing argumenta que las medidas no están basadas en la ciencia y amenaza con imponer medidas de represalia.

Lo más preocupante es si surgirán nuevas variantes del virus que se propaga masivamente en China y si llegará a otros países. Las variantes delta y ómicron se desarrollaron en lugares donde también se registraron brotes considerables, lo que puede ser un caldo de cultivo para nuevas variantes.

A continuación, un vistazo respecto a los datos del COVID-19 de China:

___

¿QUÉ COMPARTE CHINA Y QUÉ NO?

Las autoridades chinas de salud publican un conteo diario de casos nuevos, casos graves y muertes, pero tales números incluyen sólo casos confirmados oficialmente y se apoya en una definición muy limitada de fallecimientos relacionados con el COVID.

Lo más seguro es que China está realizando sus propios estudios de muestreo, pero no los comparte, advierte Ray Yip, que fundó la oficina en China de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

El conteo del jueves a nivel nacional fue de 9.548 nuevos casos y cinco muertes, pero algunos gobiernos municipales están publicando cálculos mucho más altos, tan solo sobre sus jurisdicciones. Las autoridades de Zhejiang, una provincia en la costa este, señalaron el martes que ahí se registran alrededor de un millón de casos nuevos diariamente.

Si surge una variante en un brote, se encuentra a través de la secuenciación genética del virus.

Desde el inicio de la pandemia, China ha compartido 4.144 secuencias a través de GISAID, una plataforma global para datos de coronavirus. Eso representa apenas el 0,04% de su número de casos informados: una tasa más de 100 veces menor que la de Estados Unidos y casi cuatro veces menor que la de Mongolia, país vecino.

___

¿QUÉ SE SABE Y QUÉ SE PUEDE DESCIFRAR?

Hasta el momento, no han surgido nuevas variantes en las secuencias compartidas por China. Las versiones que alimentan los contagios en China “se parecen mucho” a las que se han visto en otras partes del mundo desde julio, de acuerdo con GISAID. El médico Gagandeep Kang, que estudia los virus en el Colegio Médico Cristiano de Vellore, en India, coincidió y dijo que hasta ahora no había nada particularmente preocupante en los datos.

Eso no ha impedido que al menos 10 países —Australia, Canadá, Corea del Sur, España, Estados Unidos, Francia, India, Italia, Japón y Reino Unido— anuncien los requisitos de prueba de virus para pasajeros procedentes de China. La Unión Europea instó ampliamente a todos sus estados miembros a hacer lo mismo esta semana.

Las autoridades de salud han defendido las pruebas como una medida de vigilancia que ayuda a llenar el vacío de información de China. Esto significa que los países pueden obtener una lectura de cualquier cambio en el virus a través de pruebas, incluso si no cuentan con datos completos de China.

Canadá y Bélgica anunciaron que buscarán partículas virales en las aguas residuales de los aviones que lleguen procedentes de China

___

¿ESTÁ COMPARTIENDO CHINA SUFICIENTE INFORMACIÓN?

Las autoridades chinas han afirmado repetidamente que están compartiendo información, por medio de las secuencias entregadas a GISAID y las reuniones que sostienen con la OMS, pero ya son varias veces que funcionarios de la OMS piden más datos, no sólo sobre la secuenciación genética, sino también sobre las hospitalizaciones, los ingresos en unidades de cuidados intensivos y las muertes. Esta semana, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo estar preocupado ante los riesgos que se viven en China.

“Los datos siguen siendo esenciales para que la OMS realice evaluaciones de riesgo de manera regular, rápida y sólida para la situación mundial”, aseguró el jefe de la agencia de salud de Naciones Unidas.

___

The Associated Press recibe apoyo para sus coberturas de salud y ciencia de parte del Departamento de Educación Científica del Instituto Médico Howard Hughes. La AP es la única responsable de todo el contenido.