Aoun abandona el Palacio Presidencial la víspera de expirar su mandato y tras anunciar la renuncia del Gobierno

Baabda (Líbano), 30 oct (EFE).- El jefe de Estado saliente del Líbano, Michel Aoun, abandonó este domingo el Palacio Presidencial tras anunciar la disolución del Gobierno interino, a un día de que expire oficialmente su mandato con el país a las puertas de un vacío de poder total.

El encargo de Aoun expira legalmente mañana, exactamente seis años después de asumir la jefatura de Estado el 31 de octubre de 2016, pero hoy tuvo lugar la ceremonia de despedida oficial frente al Palacio de Baabda, a las afueras de Beirut.

El presidente paseó por la alfombra roja despidiéndose de altos cargos y recibiendo los honores de la Guardia Republicana, hasta salir a la puerta de la residencia para dar un discurso antes cientos de sus seguidores, que le recibieron entre gritos de "General, general, general".

Nada más subirse el palco, Aoun anunció que ha aceptado la renuncia del Gobierno que dirige el país desde el pasado junio de forma interina, dejando al país sin Ejecutivo a un día de que quede vacía también la jefatura de Estado sin haber sucesor.

"Estáis conmigo y yo estoy con vosotros (...) Hoy, una etapa termina y otra etapa comienza, una que requiere lucha y un montón de trabajo para sacarnos de nuestras crisis", afirmó en su última intervención desde Baabda.

Aoun denunció que las instituciones del país están "desgastadas" porque la clase dirigente tiene miedo a un "palo que les amenaza", y reconoció que existe un problema con la corrupción en el Líbano.

Se refirió también al acuerdo firmado el pasado jueves para demarcar las fronteras con Israel, el gran hito de su recta final como jefe de Estado libanés.

"Trabajamos en la demarcación de las fronteras marítimas meridionales, porque sabemos que el Líbano solo recuperarse de su crisis (económica) extrayendo petróleo y gas", sentenció Aoun.

El acto tuvo lugar en medio de un fuerte despliegue de seguridad, con un gran número de agentes repartidos por la zona y apostados en los tejados.

Cientos de simpatizantes se congregaron desde horas antes frente al Palacio de Baabda, muchos de ellos ataviados con chalecos y bufandas naranjas, el color del Movimiento Patriótico Libre, el partido del presidente saliente.

Algunos incluso acamparon en tiendas desde anoche y amanecieron hoy entre los gritos de "Dios y el presidente Aoun únicamente", el himno de su formación cristiana sonando en bucle por los altavoces y el ondeo de banderas libanesas.

Los asistentes portaron fotografías de un Aoun mucho más joven, durante su época como militar, una carrera que le llevó a ser comandante del Ejército libanés durante la guerra civil librada entre 1975 y 1990.

Su llegada a la jefatura de Estado en 2016 terminó con dos años de vacío en Baabda y fue posible gracias a un entendimiento con otras fuerzas políticas, que accedieron a su nombramiento a cambio de concesiones en el Ejecutivo. EFE

amo-njd/amr/jac

(foto) (vídeo)

(c) Agencia EFE