Anuncian inicio de retorno de familias triquis de Oaxaca

SANTIAGO JUXTLAHUACA, Oax., enero 4 (EL UNIVERSAL).- A dos años de que 143 familias de Tierra Blanca Copala, ubicada en el municipio de Santiago Juxtlahuaca, fueran violentadas y obligadas a dejar su comunidad, organizaciones sociales triquis de la Mixteca, junto con autoridades municipales, estatales y la federación anunciaron el inicio del proceso de retorno.

Finalmente, los acuerdos entre las organizaciones, representantes de los afectados y autoridades iniciaron este miércoles 4 de enero, tras varios intentos de diálogo el año pasado, para que las familias víctimas de desplazamiento forzado interno de la comunidad triqui regresen a sus hogares.

Entre los acuerdos, antes durante y después del retorno, los gobiernos se comprometieron a la instalación y operación de un campamento donde se brindará atención médica, psicológica, jurídica y asistencia alimentaria, entre otros servicios, para las personas que regresan a la comunidad, así como a las personas que viven en Tierra Blanca.

En materia de seguridad, el gobierno de Oaxaca también dio a conocer la creación de "un esquema innovador con fuerza de paz", la cual estará conformada por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, que vigilará la seguridad de los ciudadanos que habitan y transitan en esta parte de la Mixteca, antes, durante y después del retorno de las personas desplazadas.

Igualmente, se acordó colocar seguridad permanente sobre la Carretera Federal y en puntos específicos que se acuerden con las tres organizaciones que tienen presencia en la zona.

Los participantes de la mesa, convinieron que la Comisión Técnica junto con representantes de personas que habitan actualmente en Tierra Blanca y los que están en condición de desplazados acudirán a verificar las condiciones de las viviendas de las familias desplazadas.

Finalmente, los integrantes de la mesa de dialogo determinaron corroborar el censo de personas en situación de desplazamiento mismo que fue registrado por la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración, donde determinó un total de 143 familias víctimas.

La mesa de diálogo forma parte Mesa de Construcción de Paz con Justicia y Bienestar para la Nación Triqui, instalada el pasado 23 de diciembre, donde asistió Alejandro Encinas Rodríguez, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación (Segob); el gobernador Salomón Jara Cruz e integrantes del Movimiento de Unificación de Lucha Triqui (MULT) y del Movimiento de Unificación de Lucha Triqui Independiente (MULTI), así como representantes de las familias desplazadas y las que se encuentran al interior de la comunidad.

Se espera que las autoridades, así como los representantes de los involucrados den mayor detalle sobre el retorno, en los próximos días. Mientras, decenas de familias se encuentran refugiadas en varios puntos de la región de la Mixteca, en la capital oaxaqueña y en la Ciudad de México.