Quisieron taparles el contenido contra ‘Don't Say Gay’ en su anuario, batallaron y ganaron

·4  min de lectura

La euforia se extendió entre los alumnos del Lyman High School, en Florida (Estados Unidos), después de que la junta escolar autorizase la publicación de su anuario dejando el contenido sobre las protestas contra la ley bautizada como Don't Say Gay. Previamente les habían pedido eliminarlo o taparlo. Cuando les dijeron que cubrirían con pegatinas esas páginas los alumnos no se rindieron, presentaron batalla y han ganado, como recoge Insider.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un contenido no disponible por tus preferencias de privacidad

El anuario –una tradición muy arraigada en los institutos estadounidenses- había sido revisado antes, como siempre, y nadie había avisado a sus responsables de que el hecho de haber incluido imágenes y textos sobre las manifestaciones contra la ley aprobada en marzo que prohíbe la discusión sobre la orientación sexual y la identidad de género en las aulas en algunos cursos podría ser un problema. Sin embargo, cuando el libro llegó a manos del director se llevaron una desagradable sorpresa.

Skye Tiedemann, coeditora jefe del anuario, ha explicado a Insider que lo único que hicieron fue documentar lo ocurrido durante este curso escolar y esas protestas eran parte de ello. Así, incluyeron varias fotos de estudiantes ondeando banderas y con carteles en los que se leía el mensaje ‘Love is Love’. Ella Snyder, coeditora, ha comentado lo positivo que fue hablar con los alumnos sobre el tema y que “nunca pensamos que tendría que ser censurado".

El argumento que les dieron para exigirles la eliminación de ese contenido es que esas protestas no habían sido organizadas ni por el centro ni por el distrito. Así que pidieron a Danielle Pomeranz, profesora en Lyman High School y asesora del anuario, que buscara una solución. Una de las que se estudió fue la reimpresión, pero era tarde y, además, el proceso habría costado unos 45.000 dólares. A la administración se le ocurrió que para evitar ese gasto extra lo que harían sería tapar el contenido que no autorizaban con unas pegatinas.

Sin embargo, los alumnos no claudicaron y decidieron luchar por lo que creían que era una injusticia y un acto de censura, además de una ofensa a la comunidad LGBTQ+ del centro. “Sentimos que cubrir y censurar lo que protestaban era silenciarlos”, ha declarado al citado medio una de las responsables del anuario. Así que lanzaron en redes una campaña con el hashtag #stopthestickers que dio visibilidad a lo que les estaba pasando y recabó algunos apoyos importantes.

El asunto llegó a la junta escolar. La portavoz del distrito insistía en el que el problema no era el contenido en sí, sino el hecho de que la organización fuese ajena a la escuela o al propio distrito. Aunque, como señalan los responsables del anuario, eso no impidió a otras escuelas poder incluirlo en sus resúmenes del año, imprimirlos y distribuirlos sin ninguna pega. A la reunión donde debía decidirse el futuro del anuario del Lyman High School acudieron multitud de alumnos y padres.

Fueron horas de debate y la superintendente Serita D. Beamon insistió, según recoge Insider, insistió en que “no se trata de que la administración de la escuela secundaria Lyman busque atacar a cualquier estudiante, tratar de silenciar cualquier voz. Esta es, en cambio, una situación en la que hubo un problema que no se detectó antes en la revisión requerida”. Al final, la decisión que se tomó fue la propuesta por la presidenta de la junta, Amy Pennock, que se ofreció a pagar ella misma unas pegatinas más pequeñas en las que simplemente se avisase de que el evento no había sido auspiciado por la escuela.

Los alumnos consiguieron lo que querían, que el contenido se respetase, y Tiedemann ha valorado que esto “envía un mensaje a todos los demás estudiantes de que tienen el poder de hacer cambios. Todo lo que tienes que hacer es usar tu voz”.

EN VÍDEO | Creía tener un sistema infalible para copiar en los exámenes pero le acaban pillando

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.