¿Antojo constante de carbohidratos? Esto es lo que tu cuerpo quiere decirte

Nuestro cuerpo nos habla constantemente, también cuando tenemos antojos. Si algunos de ellos llega a ser constante, hay algo que tu organismo te está queriendo decir… y no es gula precisamente.

Si todo el tiempo tienes ganas de comer pasteles, dulces, y todo aquello que tenga carbohidratos, puede ser indicador de que tu cuerpo tiene ciertas carencias, es decir, deficiencias nutricionales.

Detrás de ese antojo está un mensaje que te quiere dar tu cuerpo. Foto: SIphotography / iStock

Como sabes, los carbohidratos son uno de los principales nutrientes en nuestra alimentación porque ayudan a proporcionar energía al cuerpo. Se pueden encontrar tres principales tipos en los alimentos: azúcares, almidones y fibra.

Detrás de ese antojo imparable por el pan, la pasta, los dulces y otros alimentos, puede haber una falta de minerales, antioxidantes y hasta neurotransmisores, según comentó Paola Tena, nutrióloga funcional, en entrevista con Harper’s Bazaar.

Estas deficiencias serían:

– Cromo. Es un mineral esencial que no es producido por el cuerpo. Debe obtenerse de la alimentación. Su función es estimular la síntesis de los ácidos grasos y del colesterol, los cuales son importantes para la función cerebral y otros procesos corporales. También, ayudaría en la acción de la insulina y el metabolismo de la glucosa, indica la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

– Zinc: Se encarga de ayudar al sistema inmunitario a combatir bacterias y virus que invaden al cuerpo. Durante el embarazo, la infancia y la niñez, el organismo requiere zinc para crecer y desarrollarse bien. También favorece la cicatrización de las heridas y el funcionamiento normal del sentido del gusto y el olfato.

También te puede interesar: Científicas crean helado que podría combatir la colitis

– Glutatión: Es el antioxidante por excelencia. Se encuentra en los tejidos vegetales y animales, y desempeña muchas funciones en la célula, como la activación de ciertas enzimas y la destrucción de compuestos tóxicos y sustancias químicas que contienen oxígeno.

– Serotonina: Es un neurotransmisor que regula el estado de ánimo y el apetito. Está involucrado en la regulación de nuestras emociones y la conducta social, desde la depresión hasta los comportamientos agresivos.

¿Qué hacer?

Como puedes ver, los desequilibrios de estas sustancias también pueden desembocar en antojos por el azúcar y los carbohidratos. Según indica la nutrióloga Paola Tena, sucede porque estos componentes participan en cientos de procesos que ocurren en nuestro cuerpo: desde su propia metabolización hasta la producción y regulación de hormonas.

Por ello, sugiere lo siguiente: “Integra alguna fórmula con cromo o té verde en tus líquidos para tener energía todos los días”.

También te puede interesar: Comer semilla de aguacate, ¿es realmente beneficioso o se trata de un engaño?

El cromo ya vimos para qué sirve. En cuanto al té verde, se sabe que contiene antioxidantes y vitaminas que ayudarían a diversas partes del cuerpo, desde los ojos hasta los dientes, las arterias y los huesos.

Así que ya lo sabes: tu cuerpo se está comunicando todo el tiempo contigo. Tiene siempre algo para decirte. Por supuesto, antes de hacer cualquier cambio en tu estilo de vida, recuerda siempre asesorarte con un experto en la salud.

@braham_MV