Los anticubrebocas que dicen defender su libertad ‘no tienen ni idea’: sobreviviente de Auschwitz

Oscar Quine
·3  min de lectura

LA PRESIDENTA del Comité Internacional de Auschwitz criticó a quienes niegan el coronavirus y a quienes rehúsan usar cubrebocas.

En un acto conmemorativo realizado este domingo en Hamburgo, Alemania, Esther Bejarano, de 96 años, criticó abiertamente a quienes consideran el uso del cubrebocas como una “privación de la libertad” y afirmó que “no tiene ni idea de lo que dicen”.

En el periódico alemán Die Welt, que fue el medio donde se publicaron originalmente los comentarios de Bejarano, se afirma que “la historia ha demostrado que las ideologías de conspiración pueden convertirse fácilmente en ideologías de exterminio”.

El Holocausto, en el que se calcula que 6 millones de personas de origen judío perdieron la vida, estuvo precedido y fue hecho posible por la circulación de varias teorías conspiratorias antijudías en la prensa alemana.

También lee: Conmovedora carta de sobreviviente del Holocausto llega a su destino 75 años después

Bejarano, quien se vacunó recientemente contra el COVID-19, señaló varios signos que consideraba preocupantes en la lucha contra el extremismo.

Utilizó la plataforma digital para criticar el hecho de que los grupos antifascistas estuvieran sujetos a niveles cada vez mayores de acoso, y señaló el hecho de que, a la asociación de personas perseguidas por el régimen nazi, denominada Bund der Antifaschisten (VVN-BdA), se le haya negado su registro como organización sin fines de lucro.

Hizo un llamado para que el 8 de mayo sea declarado un día de conmemoración pública como “el día de la liberación del régimen nazi”. En esa fecha se deberán celebrar las cualidades de “libertad, igualdad, hermandad y sororidad”.

Bejarano fue deportada a Auschwitz en abril de 1943, tras haber pasado dos años en un campo de trabajos forzados después de intentar sin éxito emigrar a Palestina. Su padre, cantor principal en el municipio judío de Saarlouis, en el suroeste de Alemania, fomentó el interés de Bejarano en la música, y ella llegó a ser una pianista entusiasta.

No te pierdas: La Iglesia y el Holocausto

En el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau tocaba el acordeón en la orquesta femenil, y es uno de sus últimos miembros sobrevivientes. Después de la guerra, Bejarano vivió en Israel antes de mudarse a Hamburgo, en 1960.

Bejarano, cofundadora y presidenta del Comité Internacional de Auschwitz, utilizó el acto conmemorativo digital para hacer un llamado a los alemanes, en el Día Internacional de Conmemoración del Holocausto, para que participen más activamente en la lucha contra el antisemitismo, la persecución de las personas itinerantes y el racismo.

Bejarano estuvo acompañada en el acto por la directora cinematográfica suiza Eva Stocker, cuya película The War Against the Jews (La guerra contra los judíos) se estrenó en Suiza el otoño pasado.

Te interesa: Twitter eliminará publicaciones que “nieguen” o “minimicen” el Holocausto

Para los judíos, actualmente no es posible olvidar el Holocausto, señaló Stocker, y añadió que toda esvástica pintarrajeada en una sinagoga y todo mensaje de odio emitido por extremistas de derecha les recuerda a los seguidores de la fe judía su historia y la persecución que sufrieron durante la era nazi.

Stocker creció en una familia adoptiva húngara. No fue sino hasta varias décadas después que descubrió por casualidad que, siendo una bebé, la habían bajado de uno de los trenes de deportación que se dirigían a Auschwitz. Un funcionario de ferrocarriles la había tomado y, al hacerlo, probablemente le salvó la vida. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek