Anticipan un Paquete Económico 2024 con poco margen de maniobra

El Paquete Económico 2024, que se entregará mañana 8 de septiembre y será el último elaborado por la administración actual, tendrá nuevamente poco margen de maniobra ante las crecientes presiones del gasto, necesidad de recursos en áreas importantes, así como la insuficiencia de los ingresos públicos.

“Como ha sido una costumbre en los últimos años, México llega a este presupuesto con poco margen de maniobra, en un entorno de creciente gasto público ya comprometido e insuficientes recursos fiscales para respaldarlos. Asimismo, en la presente administración algunas métricas de finanzas públicas se han deteriorado un poco, en particular las del déficit fiscal. Esto es, los incrementos de gasto han sido mayores al de los ingresos presupuestados”, destacó un análisis de CIBanco.

En este sentido, Jorge Cano, investigador de México Evalúa, indicó que se espera nuevamente un Paquete Económico optimista, con sobreestimación en los ingresos sobre todo tras las declaraciones de Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda, de que este año no habrá, nuevamente, Miscelánea Fiscal.

“Está difícil que los ingresos tengan una proyección alta dado que ahorita vamos por debajo de lo proyectado el año pasado, incluso de los cambios que hicieron en los Precriterios 2024, y estamos creciendo”, destacó Alejandra Macías, directora general del CIEP.

Carga política

El 2024 será el último año de gobierno de López Obrador, por lo que también será un año electoral que tendrá su impacto en el Paquete Económico 2024, principalmente en el lado del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), consideraron analistas.

“El crecimiento del gasto público, que se ha centrado en transferencias directas de efectivo, crea rigidez adicional en la reducción del gasto debido a su alta carga política. En un año electoral, este sesgo político se podría intensificar, tanto en la distribución de la estructura programática, como en los valores asignados. Por ejemplo, ya se anunció que la pensión para adultos mayores aumentará de 4,800 a 6,000 pesos bimestrales”, destacó CIBanco.

En este sentido, Alejandra Macías destacó que el aumento de la Pensión del Bienestar, programa insignia del gobierno, sólo reducirá más el espacio fiscal que hay para hacer política pública, en conjunto con las presiones existente por las pensiones contributivas, el costo financiero de la deuda, así como el gasto federalizado; mientras que existen grandes pendientes en materia de salud, educación y seguridad, entre otros.

“El espacio va a seguir achicándose y, si eso sucede, sólo queda de una: deuda”, indicó.

Para este año, el gobierno prevé un crecimiento económico alrededor de 3%, y un gasto de alrededor 8.29 billones de pesos. Se espera que para el 2024 el Ejecutivo Federal mantenga un crecimiento alrededor de 3% pese a que todo apunta a una desaceleración importante de la economía, mientras que para los ingresos y gastos es probable que superen 8.3 billones de pesos.

“Muy probablemente observemos un aumento en el PEF de los programas sociales prioritarios y los megaproyectos (...), nos preocupa el crecimiento y el carácter universal de la Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores, que no tiene una fuente de financiamiento y que desplaza el gasto social en salud y educación”, dijo por su parte México ¿Cómo Vamos?

ana.martinez@eleconomista.mx