Anthony Fauci advierte que el aumento de los casos en EEUU puede descontrolarse tras la reapertura

Por Brad Brooks
FOTO DE ARCHIVO: Doctora atiende a paciente de COVID-19 en Los Ángeles

Por Brad Brooks

13 jun (Reuters) - El principal epidemiólogo de EEUU advirtió el viernes que los "destellos" de aumentos de hospitalizaciones por coronavirus que se están registrando en algunos estados del país podrían salirse de control si no se ponen en marcha sólidos sistemas de rastreo de contactos.

A medida que se levanten las restricciones a la actividad económica Estados Unidos verá un aumento de las infecciones, dijo Anthony Fauci al canal de noticias estadounidense CNN.

"Pero cuando se empiezan a registrar más hospitalizaciones es una señal inequívoca de que se está en una situación en la que se avanza en la dirección equivocada", dijo Fauci.

Hasta ahora más de 114.000 personas han muerto a causa de la COVID-19 en Estados Unidos, según un recuento de Reuters. Cerca de media decena de estados de EEUU están lidiando con un número creciente de pacientes de la enfermedad causada por el nuevo coronavirus que llenan las camas de los hospitales.

El viernes, los estados de Texas y Carolina del Norte registraron sus tasas de hospitalización más altas desde que comenzara la pandemia. Pero las autoridades de ambos estados señalan que también registran las tasas más bajas de muerte por la COVID-19.

Fauci subrayó sin embargo que el aumento de hospitalizaciones es una tendencia preocupante y una señal de que "tal vez necesitamos ir un poco más despacio" con las reaperturas.

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, dijo el viernes que aunque el aumento de las hospitalizaciones y los nuevos casos en su estado da que pensar, seguir adelante con más reaperturas no está descartado.

Texas se ha adelantado a los demás estados en la reanudación de la actividad económica. El gobernador del estado, Greg Abbott, dijo el viernes en una entrevista con KYTX TV que seguirá siendo así "porque tenemos muchas camas de hospital disponibles para quienquiera que enferme".

"Por cada persona en una cama de hospital hay 10 camas libres y disponibles para ellos", dijo Abbott. "Así que hay mucha capacidad hospitalaria para lidiar con la COVID-19."

Abbott añadió que no hay "ninguna necesidad real de frenar la reapertura de negocios en el estado".

Unos cuantos estados y ciudades han pausado o ralentizado las reaperturas.

La gobernadora de Oregón, Kate Brown, dijo que pondrá en espera las solicitudes de reapertura de los condados después de que el estado registrara el jueves un récord en el aumento diario de nuevos casos de coronavirus.

"Básicamente esto es una 'luz ámbar' para todo el estado. Es hora de mantener la pausa durante una semana antes de seguir adelante con cualquier otra reapertura", dijo la demócrata Brown en un comunicado.

El gobernador republicano de Utah, Gary Herbert, ordenó el viernes a la mayoría del estado la interrupción de la reapertura mientras se investiga un aumento de los casos.

"No quiero avanzar y luego dar un paso atrás", dijo Herbert sobre la orden que sigue vigente hasta el 26 de junio.


(Información de Brad Brooks desde Austin, Texas; información adicional de Andrew Hay desde Nuevo México; editado por Bill Tarrant, Sonya Hepinstall y Kim Coghill; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk)