Antetokounmpo riñe con trabajador en arena, arroja escalera

Giannis Antetokounmpo de los bucks, derecha, trata de evadir a P.J. Tucker de los 76ers duramnte un partido de la NBA, 18 de noviembre de 2022. (AP Foto/Matt Slocum) (ASSOCIATED PRESS)

FILADELFIA (AP) — El astro de los Bucks, Giannis Antetokounmpo, riñó con un trabajador de la arena y arrojó al suelo una escalera que estaba apoyada en una cesta cuando practicaba tiros libres después de la derrota de los Bucks por Filadelfia 112-110 el viernes por la noche.

Después de acertar 4 de 15 desde la línea, Antetokounmpo regresó a la cancha del Wells Fargo Center minutos después del partido para practicar tiros libres. Algunos fans seguían en el lugar.

Antetokounmpo erró sus primeros cinco lanzamientos en la práctica postpartido. Cuando el dos veces Jugador Más Valioso de la NBA hizo una interrupción en su práctica, los empleados de la arena salieron a la cancha para realizar sus tareas habituales.

Uno de ellos apoyó una escalera de cuatro metros (12 pies) junto a la canasta a la que Antetokounmpo realizaba sus lanzamientos. El jugador se acercó y arrojó la escalera al suelo.

El empleado volvió a colocarla. Antetokounmpo, furioso, se acercó al empleado, con quien mantuvo un acalorado intercambio de palabras, y arrojó la escalera al suelo.

“Yo nunca trato de faltarle el respeto a nadie", dijo Antetokounmpo a la prensa luego. “Siento que hoy se produjo un suceso desafortunado".

Antetokounmpo dijo que el incidente comenzó cuando lanzaba tiros libres y un entrenador y un jugador le dijeron que abandonara la cancha. No lo nombró, pero el diario Milwaukee Journal Sentinel publicó un video en el que Montrezl Harrell, de Filadelfia, le quita el balón en la línea de tiro libre.

Antetokounmpo dijo que fue a buscar dos balones, y al regresar se encontró con la escalera frente a la canasta. “¿Quise lanzar la escalera al suelo? De ninguna manera”, dijo Antetokounmpo a la prensa. “Creo que la empujé y cayó. Pero la gente va pintar esto como le guste. No sé si debo ofrecer disculpas, pero no me parece que hice nada malo”.

Harrell, que estaba en el otro extremo de la cancha, empezó a caminar a Antetokounmpo, gritándole que no maltratara al empleado. Pero no llegó a cruzar la mitad de la cancha: los empleados lo detuvieron y lo hicieron regresar al vestuario de los 76ers.