En la antesala electoral, el Gobierno prepara un plan de primer empleo registrado para jóvenes

·4  min de lectura
Los ministros de Trabajo, Claudio Moroni, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, ayer, en conferencia de prensa ,276x151mm
Los ministros de Trabajo, Claudio Moroni, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, ayer, en conferencia de prensa ,276x151mm

Generar empleo registrado para los jóvenes y lograr la conversión de planes sociales a puestos de trabajo son dos de las obsesiones que marcan la agenda de las distintas facciones del Frente de Todos, que leen el complicado escenario general y las encuestas y cruzan intenciones, declaraciones y proyectos sobre el tema. En medio de la crisis económica y en la antesala de las elecciones de medio término, tanto en la Casa Rosada como en el massismo afinan sus respectivos borradores.

Por estas horas en Balcarce 50 hay expectativa por terminar de delinear un plan de trabajo registrado para jóvenes de entre 18 y 24 años , que podría conocerse en las próximas semanas. En tanto que, en Diputados, la tropa que responde a Sergio Massa avanza con un proyecto de ley que apunta a reconvertir programas sociales en trabajo .

Fuerte inquietud en el Gobierno por la baja en las encuestas entre los jóvenes y la clase media

El plan del Poder Ejecutivo está en manos del gabinete económico y apuntará a los jóvenes, uno de los sectores más duramente castigados por la pandemia y la crisis económica y de los que más descontento muestra con el Frente de Todos en los sondeos. En el gobierno lo saben, pero buscan despegar el anuncio de las medidas electorales. “Es algo sin impacto electoral”, sostienen, dando por hecho que los resultados de la iniciativa recién se verán en el mediano plazo y que, por ende, no buscarán traducirse en votos.

El plan en ciernes buscará ser “proactivo para empresas, sin una mirada asistencialista y federal”, según detallaron a LA NACION fuentes gubernamentales. El esquema en estudio implicaría que el Estado se haga cargo de hasta el 75% del salario que cobrarían los jóvenes durante al menos los primeros 12 meses de trabajo , lo que luego se reduciría de acuerdo al paso del tiempo. Una experiencia que en el pasado aplicaron provincias como Córdoba, con el Programa Primer Paso (PPP).

“La idea es que sea trabajo registrado, en blanco y con capacitación. Se beneficia a la empresa que da trabajo y al joven que lo busca”, aseguran. Afirman que el objetivo es fomentar la formación de oficios para esos jóvenes, cuyo requisito excluyente para ingresar al plan sería que tengan el secundario completo. Del otro lado estarían las pymes que los contratarían, cumpliendo una serie de requisitos y obteniendo varios beneficios.

La propuesta es impulsada por los ministerios de Trabajo y Desarrollo Productivo, a cargo de Claudio Moroni y Matías Kulfas, respectivamente. En tanto que buena parte de la letra chica del proyecto está en mano de Guillermo Merediz, secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores de la Nación, que depende de Desarrollo Productivo.

Los jóvenes conforman uno de los segmentos que más preocupan al Gobierno , que en el último tiempo comenzó a poner más atención en sobre esa franja y hasta lanzó el Consejo Multisectorial de la Juventud, con la aspiración de que funcione como un espacio para abordar las preocupaciones del sector. Recientemente, una encuesta de la consultora Analogías evidenció un dato contundente: ante la consulta sobre si el Gobierno tiene acciones para acompañar a los jóvenes en materia laboral y educativa, el 73,5% de las personas entre 16 y 29 años respondió “poco o nada”.

Santiago Cafiero lanzó el Consejo Multisectorial de la Juventud
Télam Agencia de noticias


Santiago Cafiero lanzó el Consejo Multisectorial de la Juventud (Télam Agencia de noticias/)

“Somos parte de un Gobierno que intente estimular el diálogo político. De nada le sirve a la Argentina una juventud callada. Tenemos el 57% de los niños pobres en el país: si eso no nos interpela, yo no sé qué puede hacerlo. Cuando se detectó esa problemática el Estado lanzó la Tarjeta Alimentar, pero si no logramos construir un proyecto que genere trabajo, la pobreza no la vamos a reducir con la tarjeta”, sostuvo el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en la presentación del Consejo, hace casi dos semanas.

En la Casa Rosada rechazan que esa presentación y el plan en ciernes apunten a las elecciones: afirman que recién ahora se pueden acercar a los jóvenes de un modo que antes la situación sanitaria no permitía. Por otro lado, admiten el impacto que sintieron los jóvenes durante la cuarentena de varios meses y señalan que la cartera de Daniel Arroyo buscó contener a ese grupo, sobre todo dentro de los sectores más vulnerables.

El traumático cierre de listas: batallas cruentas en nombre de la unidad

En Desarrollo Social ya funciona el plan el Potenciar Inclusión Joven, que busca apuntalar el sector de entre 18 y 29 años. Sin embargo, en esta nueva propuesta que prepara el Ejecutivo la cartera de Arroyo no participa, como tampoco lo hacen los movimientos sociales.

Por otro lado está la propia apuesta del massismo, con un proyecto de ley que aún no está cerrado y del que no hay mayores precisiones, pero que apuntaría a la conversión de planes en trabajo. “El plan social es la emergencia. Lo permanente y digno es el trabajo”, sostuvo hace dos semanas el titular de la Cámara baja. “Tenemos que hacerlo por ley para obligar al Estado a recorrer ese camino”, completó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.