Annita prende el festival con baile y sensualidad

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 16 (EL UNIVERSAL).- Todo el sabor y el ambiente de Brasil, pero no el turístico sino el del barrio o la favela, fue el que llevó Anitta hasta el escenario de Coachella 2022, donde derrochó sensualidad pero también poderío y logró que los presentes bailaran al ritmo de su música.

Su presentación dio inicio con un video donde ofrecía una vista de cómo son las favelas, mientras en el escenario el cual estaba ambientado como una extensión de ese audiovisual, la esperaba el siempre carismático Soop Dog, acompañado de algunos bailarines mientras la diva brasileña hacía su aparición.

Ataviada con un conjunto de mini pantalones y un top con los colores verde, amarillo y azul, como los colores de la bandera de Brasil, Anitta comenzó a poner el ambiente como sólo ella sabe, con el tema "Onda diferente", donde el hip hopero le regaló algunas rimas.

Después de demostrar que también es una buena percusionista, siguió con "Me gusta", "Faking Love", en la cual se hizo acompañar por la rapera Saweetie por algunos segundos, porque enseguida dio paso a "Sua Cara" la cual fue interpretada en portugués, mientras alrededor de 20 bailarines ejecutaban con ella sensuales coreografías, para este momento el público ya movía las manos de arriba hacia abajo.

Samba, música techno y algo de twerking, se hizo presente en el escenario para darle tiempo a la diva brasileña de cambiar de atuendo. Con un colorido body en animal print y con aberturas en los costados, fue lo que Anitta usó para interpretar su éxito "Envolver", donde ejecutó su ya conocida y polémica coreografía que se ha replicado miles de veces en redes sociales.

"Muchas gracias Coachella, hola latinos", dijo Anitta cuando ya sonaba "Downtown", donde tuvo un provocativo baile con una de sus bailarinas, mientras J Balvin hacía una aparición en las enormes pantallas del escenario.

No podía faltar la bossa nova, porque orgullosa de su tierra Anitta interpretó una de las canciones más representativas de Brasil, "Garota de Ipanema", endulzando su voz como lo pide la melodía, pero después ejecutó una segunda parte dándole todo su estilo.

"Girl from Río" dio paso a un mini carnaval con una mezcla de Bum Bum Tam Tam, Quiero Rumba y Rave de Fabela, que se encargó de mezclar Dj Diplo, dando paso a los saltos entre el público, mientras que en el escenario había coloridos trajes de fiesta y Anitta hacía de las suyas moviendo las caderas como ella acostumbra, entonces Vai Malandra comenzó a sonar y las banderas de Brasil se alzaban en medio de la concurrencia.

"¿Quieren verme mover el trasero con esto?", preguntó Anitta y la concurrencia le respondió con un grito, e inmediatamente los movimientos de twerking aparecieron, aunque las medias marfil y con pedrería no favorecían en nada la parte de su físico que prometió contonear pero esa fue su forma de decir adiós y terminar su participación en Coachella, mientras la gente la ovacionaba.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.