Quién es Annalena Baerbock y por qué se perfila para sustituir a Angela Merkel

Mathieu Foulkes / AFP
·3  min de lectura

“LIBRARSE de los perros” para reducir las emisiones de CO2, abrazos sin mascarilla o fotografías con poca ropa. Los rumores y las falsas noticias sobre Annalena Baerbock se multiplican en Alemania, donde la lideresa ecologista es favorita según los sondeos para sustituir a Angela Merkel.

Desde que fue designada como candidata ecologista para las elecciones legislativas alemanas de septiembre, esta exjurista de 40 años suscita curiosidad, esperanza y también críticas en una Alemania que se prepara para pasar página a la era Merkel.

Frente a los conservadores, inmersos en una guerra entre líderes y desgastados tras 16 años en el poder, los verdes se perfilan como ganadores, pronostican varios sondeos.

Baerbock, sin experiencia gubernamental, pero con un profundo conocimiento de los temas, podría convertirse en la primera dirigente ecologista de Alemania.

También lee: Informe denuncia más de 200 casos de abuso sexual infantil en diócesis de Alemania

“Sus posibilidades son muy reales, pero las próximas semanas serán muy importantes, ya que la imagen de Baerbock se está desarrollando y afianzándose entre el público”, explica a la AFP el politólogo Thorsten Faas, de la Universidad Libre de Berlín.

Si la desinformación que circula en torno a ella es un barómetro de las posibilidades que tiene de ganar, Baerbock posee muchos números para situarse a las puertas de la cancillería.

Su supuesta idea de prohibir los animales de compañía o de imponer tasas por el CO2 que emiten es la desinformación más difundida en las redes sociales.

La candidata ecologista también habría sido vista saludando a militantes sin llevar máscara ni mantener la distancia, tras su nombramiento, lo que el partido niega en bloque.

No te pierdas: Alemania indemnizará con 2,400 millones de euros a empresas tras renunciar a la energía nuclear

También circula una presunta imagen de Baerbock desnuda, junto a la mención “era joven y necesitaba el dinero”. En realidad, se trata de una modelo que se parece a la dirigente.

En unos montajes difundidos, entre otros, por un diputado de extrema derecha, aparece como exalumna del magnate húngaro George Soros, uno de los archienemigos de las esferas complotistas y antisemitas.

De hecho, Baerbock solo coincidió con él una vez, en 2019, en una conferencia en Múnich.

Desde hace unos meses, los ecologistas se han vuelto los principales blancos de este tipo de informaciones, por delante de otros partidos, incluso los conservadores de Angela Merkel.

En Alemania, donde los “Grünen” son desde 2019 la segunda fuerza política, una multitud de noticias falsas sobre la formación asegura que quieren prohibir las barbacoas, desarmar a los policías o hacer obligatoria la enseñanza del Corán en la escuela.

El entorno de la candidata se toma muy en serio la situación, después de que haya tomado “una nueva dimensión” tras su designación frente al otro dirigente ecologista, Robert Habeck.

Para frenar estos ataques, que son “más violentos contra las mujeres que los hombres en internet”, los verdes han creado un grupo que se encarga de analizar las redes sociales y refutar las informaciones falsas.

El trabajo que les espera es considerable, puesto que este tipo de mensajes parece que están dejando de circular en Facebook y se propagan a través de Telegram o WhatsApp, que son menos accesibles.

La pandemia y las restricciones sanitarias también han influido en el aumento de estas falsas noticias.

“El confinamiento ha tenido un rol, ya que la gente está aislada de su entorno social y pasa mucho tiempo en línea”, confirma Miro Dittrich, de la fundación antirracista Amadeu-Antonio.

Otro factor determinante es la posición de Rusia, que ha hecho de Alemania su terreno favorito en Europa para la desinformación.

Desde 2015, Alemania ha sido objeto de más de 700 tentativas de manipulaciones rusas, frente a 300 en Francia o 170 en Italia, según EUvsDisinfo, plataforma europea especializada en la lucha contra la desinformación rusa.

En este contexto, Baerbock, opuesta al polémico gasoducto Nord Stream 2 entre Alemania y Rusia, podría pagarlo caro en la campaña electoral. N