El aniversario de Tokio 2020, marcado por el público y la muerte de Abe

Tokio, 23 jul (EFE).- El Estadio Olímpico de Tokio acogió este sábado una ceremonia para celebrar el primer aniversario de los Juegos de la capital nipona, en la que participaron un centenar de atletas y figuras políticas en un evento marcado por la presencia de público y el recuerdo al exmandatario Shinzo Abe.

Tokio 2020, que comenzó el 23 de julio de 2021, con un año de retraso, trató de redimirse este sábado con una ceremonia a la que asistieron unas 20.000 personas, un hecho que contrasta con la realidad de los Juegos, que se celebraron sin público en las gradas como consecuencia de la crisis sanitaria global.

El acto, llevado a cabo en el Estadio Olímpico de Tokio, también llamado Estadio Nacional, una de las pocas sedes que sigue en activo, comenzó con un desfile en el que participaron atletas, figuras políticas y las famosas mascotas de los Juegos: Miraitowa y Someity.

El público congregado dentro del estadio se vio reducido a menos de un tercio de su capacidad para evitar contagios, aunque sí se llevaron a cabo actividades dentro y fuera del mismo durante toda la jornada, como demostraciones deportivas o actuaciones musicales.

Al inicio, también se proyectó un vídeo en el que se agradecía al exprimer ministro Shinzo Abe, uno de los pilares en la celebración de Tokio 2020, sus esfuerzos en llevar a cabo los mismos con un mensaje que decía "nunca te olvidaremos".

El mensaje y el minuto de silencio por el exmandatario se producen después de que este muriera el 8 de julio a los 67 años tras recibir dos impactos de bala mientras daba un discurso frente a una estación de tren de la ciudad de Nara, en el oeste del país, en el marco de la campaña de las elecciones a la Cámara Alta que tuvieron lugar el 10 de julio.

"Quiero expresar nuevamente mi pésame por la muerte de Abe. Él hizo un gran esfuerzo en traer aquí los Juegos Olímpicos y lograr que se llevaran a cabo con éxito", agradeció la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, durante su intervención en la ceremonia.

Al recordar los Juegos un año después, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, también aprovechó la oportunidad para agradecer a Abe su labor y dijo que con la celebración de los mismos "conseguimos no perder a toda una generación de atletas".

Desde dentro del estadio, sin embargo, también se pudieron escuchar gritos de protesta por parte de una docena de manifestantes que decían que el legado de los juegos había sido "negativo" y criticaban al desembolso económico de los mismos.

Los Juegos Olímpicos de Tokio fueron oficialmente pospuestos el 24 de marzo de 2020 y se celebraron finalmente un año después pese a los constantes rumores sobre su cancelación y entre medidas anticontagios sin precedentes que incluían fuertes restricciones para los atletas.

Finalmente, tuvieron un coste de 1,42 billones de yenes (10.120 millones de euros), según la última versión del presupuesto presentada el pasado junio.

Esto supone el doble del coste inicial estimado para el evento de unos 7.000 millones de dólares (6.872 millones de euros) en 2013. La cifra final incluye los cuantiosos gastos extra derivados del aplazamiento de los Juegos desde su fecha inicialmente prevista, así como de las medidas sanitarias anticontagios.

El rechazo popular que afrontó Tokio 2020 antes de celebrarse y el regusto amargo que ha dejado en términos económicos suponen un precedente incómodo para la candidatura que ha presentado Japón para acoger los Juegos de invierno en 2030, en la ciudad norteña de Sapporo.

Edurne Morillo

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.