Aniversario de George Floyd: 426 personas de color asesinadas por la policía desde su muerte

·8  min de lectura
 (The Independent)
(The Independent)

Fue cuando la gente dijo que esto debe terminar. Fue cuando millones de estadounidenses marcharon para no decir más.

Era una insistencia desafiante acerca de lo que se había convertido en un asunto normal, el asesinato rutinario por parte de la policía de personas de color desarmadas, lo que deberían ser interacciones cotidianas, ya no era aceptable.

Y, sin embargo, un año después del asesinato de George Floyd, de 46 años, Derek Chauvin le arrancó la vida literalmente en una intersección de Minneapolis, mientras testigos preocupados instaban al oficial a detener, y luego millones de personas vieron en todo el mundo que los asesinatos no he parado.

Más bien, desde Detroit, Michigan, hasta Laredo, Texas, han continuado a buen ritmo. De hecho, se han registrado muertes en 45 de los 50 estados de la nación, solo Alaska, New Hampshire, West Virginia, Wyoming y Rhode Island, no registraron ninguna.

The Independent destaca cinco de esos más de 400 asesinatos, varios de los cuales comparten similitudes con la forma en que George Floyd perdió la vida.

En agosto de 2020, la policía de Tuscaloosa, Alabama, ató a Kendrell Watkins, un hombre negro en medio de un colapso de salud mental, mientras huía desnudo por la calle. Las imágenes de la cámara corporal muestran que no sabían su nombre. Un mes después, los ayudantes del alguacil, en un equipo de ayuda a personas sin hogar en el sur de California, dispararon y mataron a Kurt Reinhold, un hombre negro sin hogar, después de seguirlo bajo sospecha de cruzar imprudentemente y burlarse de su acento.

En diciembre, un hombre asiático-estadounidense de 30 años, Angelo Quinto, murió después de que su familia en Antioch, California, llamara a los oficiales para ayudar cuando el joven sufría un episodio de salud mental, pero lo detuvo inmovilizándolo contra el suelo durante cinco minutos. Su familia ahora respalda los esfuerzos para aprobar un proyecto de ley que prohibiría el uso de la inmovilización boca abajo, que según los expertos se sabe desde hace mucho tiempo que causa asfixia fatal.

En abril, Mario González, murió después de que la policía en Alameda, California, lo obligó a tirar al suelo y lo esposó, un día antes de que el jurado en Minneapolis condenara a Chauvin por asesinato, una de las pocas condenas de este tipo.

Leer más: Aniversario George Floyd: 75% de los estadounidenses dicen que el país es racista

Este mes, mientras la fuerza policial de Mesquite, Texas, promovía al primer sargento negro de su historia, los oficiales dispararon y mataron a un hombre de 27 años, Ashton Pinke, también conocido por tener problemas de salud mental.

En cada uno de estos casos, hay una constante: las familias, los miembros de la comunidad y los abogados dicen que no había necesidad de que los oficiales usaran fuerza letal.

En el año anterior al asesinato de George Floyd el 25 de mayo en el barrio de Powderhorn Park de la ciudad de Minnesota, al menos 508 personas de color, casi todos hombres, perdieron la vida a manos de la policía. En los 12 meses transcurridos desde entonces, la cifra es apenas diferente, midiendo al menos 426 personas desaparecidas.

"A nivel nacional, cuando miramos los datos, vemos una tasa bastante consistente y estable de violencia policial fatal, que se remonta a la fecha en que tenemos datos confiables, que es 2013", Samuel Sinyangwe, uno de los los fundadores del proyecto Mapping Police Violence, dice a The Independent.

“Cada año, la policía mata a unas 1,100 personas. Fluctúa desde, ya sabes, 1,000 hasta 1,200. Pero está constantemente alrededor de ese número todos los años".

Añadió: "El panorama general es que no hemos visto una reducción en todo el país desde el asesinato policial de George Floyd, o desde 2015 y 2014 y el activismo y la conversación nacional sobre este tema que sucedió".

Las estadísticas también muestran que un número desproporcionado de los asesinados por la policía son jóvenes de color. Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Yale basado en datos recopilados por el Washington Post, encontró que los nativos americanos fueron asesinados por la policía a una tasa tres veces mayor que la de los blancos, los negros murieron 2.6 veces más que los blancos y los hispanos fueron asesinados a casi 1.3 veces la tasa.

Específicamente, entre las víctimas desarmadas, los negros murieron a una tasa tres veces mayor y los hispanos a 1.45 veces la tasa de personas blancas.

El autor del estudio, Dowin Boatright, profesor asistente de medicina de emergencia en Yale, dijo que los disparos policiales fatales de personas de color deben tratarse como una "emergencia de salud pública".

"Las personas asesinadas por la policía en promedio son jóvenes; la edad promedio de todas las víctimas es de 34 años", dijo Boatright cuando se publicó el estudio el año pasado. "Para las personas negras, la edad promedio es de 30 años".

Y dijo que el impacto en las comunidades fue devastador. “En áreas donde hay asesinatos policiales, la población negra reporta peor salud mental”, dijo.

En el año transcurrido desde que el señor Floyd perdió la vida, ha habido llamamientos generalizados a la reforma y a una mayor rendición de cuentas, que incluyen desde la eliminación de fondos para las fuerzas policiales y la creación de grupos de protección comunitaria, hasta el desmantelamiento de los poderosos sindicatos policiales, a quienes durante mucho tiempo se les ha culpado de proteger a los oficiales de la manzana.

Ha habido llamamientos para que fiscales independientes especiales supervisen el enjuiciamiento de los homicidios involucrados por la policía, en un contexto de cifras que muestran que solo un puñado de agentes de policía han sido acusados. Chauvin fue el primer oficial de policía blanco en servicio en la historia de la fuerza policial de Minneapolis en ser acusado de asesinato.

El presidente Joe Biden tiene un historial desigual de justicia racial y reforma; como senador, fue uno de los partidarios más abiertos de la Ley contra el Crimen de 1994, que afectó de manera desproporcionada a las comunidades de color. Sin embargo, cuando se postuló por tercera vez para presidente, lo hizo prometiendo hacer que Estados Unidos mirara su alma y trabajara por un futuro más equitativo.

Designó a una mujer negra, Kamala Harris, como su vicepresidenta, y ha defendido un proyecto de ley de reforma policial en nombre de George Floyd, que, entre otras medidas, compilaría una base de datos nacional para realizar un seguimiento de los malos oficiales, dispersos en más de 17,000 agencias de aplicación de la ley independientes en todo el país.

La Ley de Justicia en la Policía de George Floyd ha sido aprobada por la Cámara, pero aún no ha sido aprobada por el Senado y no se ha convertido en ley, algo que Biden esperaba que se lograra en el aniversario de su muerte.

Después de que Chauvin fuera declarado culpable de homicidio involuntario en segundo grado, homicidio en tercer grado y homicidio en segundo grado, el presidente habló con la familia del difunto.

“Has sido increíble, eres una familia increíble. Ojalá estuviera allí para abrazarlos”, les dijo Biden. “Estoy ansioso por verlos, chicos. Realmente soy. Vamos a hacer mucho más, vamos a hacer mucho. Vamos a seguir así hasta que lo hagamos".

La secretaria de prensa de Biden, Jen Psaki, dijo la semana pasada que el presidente aún confiaba en que el proyecto de ley sería aprobado por el Senado, aunque no podía ofrecer un cronograma. Dijo que la Casa Blanca tenía "confianza en los negociadores" y le gustaría que el proyecto de ley se aprobara "lo más rápido posible".

El martes, el aniversario de la muerte de Floyd, Biden recibirá a miembros de la familia de Floyd en la Casa Blanca. El domingo, algunos de ellos se unieron a una marcha en Minneapolis y hablaron de su pérdida.

“Ha sido un año largo. Ha sido un año doloroso ”, dijo Bridgett Floyd, la hermana menor del difunto. "Ese oficial no entiende lo que nos quitó".

Los expertos dicen que a pesar de que el panorama nacional con respecto a los asesinatos policiales cambia muy poco, se han logrado avances a nivel local. Sinyangwe dijo que Baltimore y Oakland se encontraban entre las fuerzas que habían tomado medidas para reducir tales incidentes.

“Entonces Oakland, si nos fijamos en la última década más o menos, ha habido una reducción del 90% en los tiroteos policiales, lo cual es enorme”, dijo. Otros expertos han señalado que las ciudades de Berkeley, California e Ithaca en Nueva York han supervisado la transformación a gran escala. Ithaca ha rebautizado su fuerza como Departamento de Policía de Ithaca y cuenta con trabajadores de seguridad pública armados y desarmados.

“Nunca ha habido más escrutinio, merecidamente, de la forma en que los municipios brindan servicios de seguridad pública, y tenemos que aprovechar este momento para idear un sistema mejor, simplemente tenemos que hacerlo”, dijo el alcalde de Ithaca, Svante Myrick, a principios de este mes.

Sinyangwe señala otros desafíos.

“Lo que vemos es que, dependiendo de dónde se encuentre, es posible que se encuentre en un lugar que está progresando, en algunos casos, un progreso significativo. Pero en la mayoría de los lugares, no es así como está sucediendo”, dijo.

“En algunos lugares las cosas han ido en la dirección opuesta. Entonces, cuando miras las áreas rurales y suburbanas, las cosas van en la dirección opuesta, las cifras están empeorando... Un montón de pequeños departamentos de policía en los Estados Unidos, que es un problema mucho más difícil de resolver".

Relacionados

El asesinato de George Floyd y las protestas de Black Lives Matter provocaron una conversación que está lejos de terminar

Sasha Johnson: Cinco arrestados bajo sospecha de intento de asesinato por disparar contra activista de BLM

Reforma policial: Inician conversaciones bipartidistas mientras Biden quiere un proyecto de ley por aniversario del asesinato de George Floyd

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.