Anitta condena la muerte de nueve jóvenes en una favela brasileña tras la acción policial

Agencia EFE

Sao Paulo, 4 dic (EFE).- La brasileña Anitta, una de las cantantes pop con mayor proyección de Latinoamérica, condenó la muerte de nueve jóvenes tras una intervención policial en una favela de Sao Paulo mientras se celebraba una multitudinaria fiesta funk.

"La única cosa que pienso es que, si hubiera sido hace algunos años, una de esas personas podría haber sido yo, mi madre o mi hermano. Una de las cosas que más hacíamos cuando estaba comenzando a cantar era cantar en baile de favela. Sin palabras", dijo la artista de Río de Janeiro en sus redes sociales.

El suceso ocurrió en la madrugada del domingo pasado en Paraisópolis, la segunda mayor favela de Sao Paulo, cuando una patrulla de policías irrumpió en el baile funk porque, según la versión oficial, dos sospechosos se habían escondido entre los 5.000 jóvenes que disfrutaban de la macrofiesta.

La intervención de los agentes, con bombas de gas lacrimógeno y balas de perdigones, provocó una estampida de personas que dejó un saldo de nueve muertos, entre ellos cuatro menores de edad.

"El hecho de ser una fiesta con presencia de drogas ilícitas y de criminales no justifica el hecho de uno entrar y disparar", indicó Anitta.

"¿Y si hubieran entrado en un súper festival respetado? ¿Hubieran intervenido disparando? En varios festivales respetados circula la droga y hay un montón de gente robando. Entonces, ¿hay que entrar disparando? No, ¿verdad? Porque es diferente. Para las personas (el funk) es 'de gente vaga', 'música de pobre contenido', 'de gente que no tiene nada que hacer'. Es complicado el prejuicio", completó.

También ironizó al afirmar que el baile funk, un estilo muy popular entre los jóvenes de los suburbios de las grandes ciudades brasileñas, como Río de Janeiro o Sao Paulo, "destruye a todo el mundo" y recomendó a las autoridades invertir más en educación para reducir la pobreza que golpea a estas barriadas.

El trágico episodio de Paraisópolis está bajo investigación. Los policías que participaron en la acción han sido suspendidos provisionalmente.

El gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, pidió no condenar de "antemano" a la Policía Militarizada y se comprometió a llevar a cabo una "investigación rigurosa".

(c) Agencia EFE