Anita, mi viejita

·1  min de lectura
Un abrazo a las madres en su día
Archivo

En este día de la madre, que en realidad son todos, quería agradecerte como siempre, pero haciéndoselo saber a todo el mundo. Porque gracias a Dios me ha tocado una gran madre, única, una persona que siempre tiene a sus hijos primero.

Siempre con ganas de ayudar en lo que sea, estando presente en todo momento, luchadora y trabajadora, con una fuerza enorme que nos acoge a todos. Y, por sobre todas las cosas, ocupando todos los huecos posibles que le dejan.

Es la dueña del amor, no solo de sus hijos sino de sus nietos que la adoran.

Te deseo que pases un día genial, hoy a la distancia, pero muy cerca con el corazón.

Te amo por siempre viejita. Tu hijo Faby.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.