El angoleño Lourenço jura como presidente tras una disputada elección

·2  min de lectura

El presidente Joao Lourenço juró el jueves su segundo mandato en Angola, en medio de fuertes medidas de seguridad, tras su controvertida victoria electoral del mes pasado.

Prometió ser "presidente para todos los angoleños" tras asumir su cargo en una colorida ceremonia en la histórica Plaza de la República, en el centro de la capital, Luanda.

Las fuerzas de seguridad establecieron un importante cordón alrededor del lugar de la ceremonia que, según el principal partido de la oposición, tenía como objetivo sofocar la disidencia.

Lourenço, de 68 años, regresó al poder después de que la votación del 24 de agosto diera a su Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA) una escasa mayoría, con 51,17% de los votos.

La elección era para designar a los miembros del parlamento, donde el líder del partido más grande asciende automáticamente a la presidencia.

Fue el menor resultado jamás obtenido por el MPLA, que gobierna desde la independencia de Portugal en 1975.

UNITA, antiguo movimiento rebelde que libró una amarga guerra civil de 27 años contra el gobierno del MPLA, logró importantes avances, obteniendo 43,95% de los votos, frente a 26,67% en 2017.

En su discurso de aceptación, Lourenço prometió abordar el desempleo juvenil y aumentar los salarios, incluso para las fuerzas armadas.

Afirmando que el país cuenta con los medios de salir adelante y avanzar hacia una "economía de mercado", Lourenço se comprometió a apoyar al sector privado y mejorar los servicios.

El país eligió la "continuidad" y la "estabilidad" al otorgarle un segundo mandato, señaló, y prometió proseguir con la senda de la liberalización económica del país.

Su nueva vicepresidenta, Esperança Maria da Costa, de 61 años, profesora universitaria y bióloga, también juró su cargo, convirtiéndose en la primera mujer vicepresidenta de Angola.

Los partidos de la oposición y los grupos cívicos afirman que la votación estuvo marcada por las irregularidades.

UNITA impugnó los resultados ante los tribunales, pero su recurso fue desestimado.

bur-sn-zam/ub/mab-jvb/mb