Angelina Jolie pensó que trabajar junto a Brad Pitt salvaría su matrimonio

LA NACION

Cuando, en 2015, Angelina Jolie y Brad Pitt estrenaron Frente al mar, nadie imaginó que su matrimonio -al igual que el de sus personajes en la película- estaba al borde del naufragio. Sin embargo, luego de que la ruptura entre los actores se hizo pública, este film íntimo cobró una significación muy particular.

Con el dolor que la separación dejó tras de sí ya superado , Jolie se animó a hablar abiertamente sobre qué la llevó a dirigir y protagonizar ese extraño relato que pasó desapercibido por los cines y fue bastardeado por la crítica. "Quería que hiciéramos un trabajo serio los dos juntos", contó durante un podcast con The Hollywood Reporter. "Creí que podía ser una buena manera de comunicarse.De alguna manera lo fue, aprendimos algunas cosas. Pero hubo una gran carga, probablemente por la situación personal que atravesábamos, y eso no fue culpa de la película".

Según la actriz, ella creyó que trabajar juntos podía mejorar su relación y, en definitiva, salvar su matrimonio. Por eso, aún cuando no logró su cometido, no siente arrepentimiento de haber filmado Frente al mar. "Era algo con lo que estábamos lidiando. Las cosas pasan por diferentes razones... ¿Por qué escribí esa película exactamente? ¿Por qué nos sentimos de esa forma cuando la hicimos? No estoy segura. (...) Estoy orgullosa de haber hecho esa película porque exploramos algo juntos. Quizás no resolvimos algunas cuestiones, pero comunicamos algo que necesitábamos comunicarnos el uno al otro", explicó.

La pareja había comenzado su relación 10 años antes, justamente durante el rodaje de Señor y Señora Smith, y en agosto de 2014 celebraron su matrimonio junto a sus seis hijos y una selecta lista de invitados. Aún cuando parecía una de las uniones más sólidas de Hollywood, el desgaste sobrevino: en septiembre de 2016, Jolie presentó la solicitud de divorcio alegando "diferencias irreconciliables", en medio de un escándalo que dio lugar a muchas especulaciones.