“Angela, creo que deberías silenciarte”: micrófono abierto para Merkel en el G7

·1  min de lectura
El primer ministro británico, Boris Johnson, tuvo que decirle a la canciller alemana  Angela Merkel que apagara su micrófono, hoy durante la cumbre virtual del G7
Guido Bergmann

LONDRES.- Tras casi un año de reuniones por vídeo, ni siquiera los líderes del Grupo de los Siete (G7), los países más industrializados del mundo, lograron escapar a la maldición del micrófono abierto hoy, cuando el primer ministro británico, Boris Johnson, tuvo que decirle a la líder alemana que apagara el suyo.

Mientras Johnson comenzaba la reunión, una voz en alemán le interrumpió repentinamente cuando intentaba decirles a los líderes de Estados Unidos, Joe Biden, y de Italia, Mario Draghi, que quería una reunión cara a cara en la cumbre del G7 de junio.

El primer ministro británico Boris Johnson, durante el encuentro virtual del G7
GEOFF PUGH


El primer ministro británico Boris Johnson, durante el encuentro virtual del G7 (GEOFF PUGH/)

Realeza: ¿el príncipe Harry sigue en carrera para la línea de sucesión al trono?

“¿Nos oyes, Angela?”, bromeó Johnson por encima del alemán, riéndose. “Creo que deberías silenciarte”.

Johnson, conocido por sus meteduras de pata, también afirmó que Biden le había “raspado” -robado en jerga británica- su eslogan “build back better”.

Otra curiosidad de la apertura de la primera reunión entre los líderes del G7 desde abril de 2020 fue la llegada tarde del presidente francés, Emmanuel Macronm al encuentro virtual. Johnson llevaba casi 15 segundos en sus saludos iniciales antes de que el presidente francés se uniera a la llamada.

El primer ministro británico puso la recuperación del coronavirus y la protección del mundo contra futuras emergencias de salud al frente de su agenda para la videoconferencia de hoy.

Estudio israelí: la primera dosis de la vacuna de Pfizer es eficaz en un 85%

Al dirigirse a los líderes desde Downing Street, Johnson alentó a otras naciones desarrolladas a unirse al esfuerzo para aumentar el suministro mundial de vacunas.

Agencia Reuters