Anecdotario de campaña en Ecuador: ¿Una Virgen giratoria? ¿Oro de celulares?

Agencia EFE
·4  min de lectura

Guayaquil, 2 feb (EFE).- La campaña electoral en Ecuador deja un sinnúmero de anécdotas y propuestas impensables por parte de algunos de los 16 candidatos a la Presidencia, lo que ha inflado el balón de la demagogia para tratar de captar el voto de los 13 millones de electores y pasar a una segunda vuelta el 7 de febrero.

Los ofrecimientos e ideas de los candidatos han sido de todo tipo, pero uno de los que más ha llamado la atención es sin duda el que hizo el pasado 19 de enero el centroderechista Guillermo Lasso.

Consternado por la histórica denuncia de los barrios pobres del sur de Quito de que hasta su famosa "Virgen les da la espalda", propuso recurrir a "la tecnología moderna" para que la gigantesca estatua, de aproximadamente 40 metros e inaugurada en 1975, "rote en el Panecillo", la pronunciada cima sobre la que mira hacia el casco antiguo de la ciudad.

LA VIRGEN Y LA MINERIA CELULAR

La propuesta, muy criticada y burlada en redes sociales por su poca viabilidad, tiene trasfondo simbólico, pues la imagen de la Virgen mira al norte, lo que ha provocado que vecinos del sur relacionen este hecho con el abandono social y político que, aseguran, han vivido durante décadas.

La Virgen, por cierto, mira al norte porque antes casi no había barrios al sur, y en cualquier caso, reconoció Lasso a Efe, el proyecto no podría salir adelante porque la estatua tiene una "relación teológica" con la imponente Basílica del Voto Nacional.

Otro aspirante al que se le han escapado promesas que se tornaron tendencia es el correísta Andrés Arauz, quien ha dicho que, de llegar al palacio de Carondelet, va a impulsar "la minería inversa", una "política extremadamente visionaria del siglo XXI".

Se trata de un método, dijo, que consiste en extraer oro y minerales de "30 o 35 celulares viejos", para evitar la explotación de las minas y tierras de Ecuador.

Un sector que en 2020, y pese a la paralización por la pandemia, permitió la recaudación de 430 millones de dólares en tributos, y alcanzó 810 millones en la exportación de productos mineros.

Arauz también ofreció fomentar el turismo interno con excursiones escolares porque los jóvenes, abundó, "aunque se contagien, no les pasa nada", o etiquetar las bananas, unos de los principales productos de exportación del país, con propaganda turística.

Iniciativa no menos rocambolesca y que quizás en Oriente Medio tendría salida, fue la presentada por Yaku Pérez, representante del indigenismo, quien ofreció la posibilidad de "exportar barriles de agua" en lugar de petróleo, que "además es contaminante".

"De aquí a dos décadas ya verán que muchos países estarán exportando agua. No es casual que lo pongan en Wall Street a cotizar al igual que el oro, la plata y el petróleo", justificó en una entrevista con un medio local.

DETECTAR LA CORRUPCION ANTES DE QUE OCURRA

El listado de singulares y anecdóticas propuestas es tan variado como la del candidato presidencial Giovanni Andrade, quien aseveró en un debate que iba a "detectar la corrupción antes de que ocurra".

Formuló también hace unos días que convertirá el terreno donde el gobierno del expresidente Rafael Correa tenía previsto construir una gran refinería en "una pista de Fórmula Uno".

"Yo no considero necesario hacer esa refinería. Hemos conversado internacionalmente para poder poner en El Aromo una pista de Fórmula Uno que traería una gran cantidad de turistas", mencionó.

Sus píldoras incluyen también afirmar que le habían puesto droga en un café en el último careo presidencial, lo que le habría hecho "perder el contexto" de lo que le preguntaban.

Para cautivar al electorado todo vale, y si no que se lo digan al candidato Isidro Romero, quien avanzó que el primer día de su mandato no hará nada porque "me pegaré una borrachera del carajo en Carondelet".

Y aprovechando la consternación nacional por el reciente asesinato a sangre fría del popular presentador de televisión Efraín Ruales, este empresario, propietario de centros comerciales, ofreció 100.000 dólares -50.000 más de los anunciados por el Gobierno de Lenín Moreno- por cualquier información que conduzca al paradero de los asesinos.

Sostuvo asimismo que, si gana las elecciones, iba a "juzgarlos con la pena de muerte", algo que prohíbe la Constitución y que no le impidió ir más lejos al aseverar: "¡Aquí no hay demagogia, yo soy un hombre de armas tomar!".

En TikTok abundan vídeos a caballo entre lo humorístico y lo electoral, como uno colgado por el expresidente Lucio Gutiérrez, que se presenta como "Súper Lucio", con banda sonora de superhéroe, y donde afirma que va a "luchar por la justicia, por los pobres y contra la corrupción".

Por su parte, Xavier Hervas en otro clip en esa red aparece montado en un patinete disfrazado de mujer bailando a un rítmico son y pide el voto afirmando que es un "hombre serio".

Varios candidatos han realizado propuestas que representarían una violación de los derechos humanos de llevarse a la práctica, tales como la pena de muerte, la cadena perpetua o la castración química.

(c) Agencia EFE