Andrea Rincón y su pasado con las drogas: “La cocaína es un infierno; Dupláa y Echarri me cuidaron”

·4  min de lectura
Andrea Rincón
Andrea Rincón

En una entrevista íntima con Gastón Pauls para el programa Seres libres (Crónica HD), Andrea Rincón habló en profundidad sobre sus problemas de adicción y contó quiénes la ayudaron a atravesar esa oscura etapa de su vida y qué consejos daría a las personas adictas.

“Con muchísima vergüenza, con muchísimo amor y con pulsión de vida, Andrea comparte una charla conmigo y yo la comparto con ustedes”, expresó el conductor, también adicto en recuperación, en la introducción del encuentro.

Elaine Taylor, la mujer que salvó a Christopher Plummer de la autodestrucción

“¿Qué es para vos la palabra consumo?”, preguntó al comienzo de la charla el actor a su invitada. “No sé si la palabra consumo me hace ruido, el tema es el abuso de consumo de cualquier cosa porque los que somos adictos sabemos que lo tapás por un lado, terminás con las sustancias, y de repente te fuiste a otro lado, a la comida o a algo. Es irte siempre a un exceso. Como algo que te está atormentando por dentro y que querés tapar con cosas de afuera”, explicó la actriz y vedette.

“¿Cuándo te diste cuenta de que eso te pasaba a vos?”, quiso saber Pauls. “De pendeja ya me di cuenta. No quería convivir más conmigo y es muy difícil cuando no te gusta quién sos, porque son 24 horas del día”, respondió Rincón. Y contó que era muy joven cuando se inició en el consumo, con apenas 15 años. “Consumía con un novio. Empezás de a poquito y estaba bueno, porque había una parte que adormecía, hasta que al otro día estaba diez metros bajo tierra. Y lo mismo con el alcohol, yo era muy introvertida y el alcohol me volvía extrovertida”.

La ex Gran Hermano se refirió a su relación con la bebida y a cómo se transformó su vida tras la recuperación: “Tuve que aprender a vivir, hasta para tener una cita. Nunca había tenido una cita con un hombre sin un vino de por medio”.

La vida de Andrea Rincón, que llegó a ganar un premio Martín Fierro Revelación por su trabajo en la tira La Leona de Telefe, tomó nuevos rumbos cuando decidió volcarse de lleno en la carrera actoral. Ella destaca el papel que jugó su lugar en los medios en su adicción y compartió un triste episodio. “Un día llegó mi hermana, me pateó la puerta y yo estaba tirada, violeta, y le decía que me quería morir. Y ella me decía: ‘Andre, ¿por qué? Tenés la vida que todos quisieran tener’. Yo le dije: ‘Odio a papá, odio a mamá, a los programas de la tarde’. ‘Los programas de la tarde’, le tiré. Y fue lo primero que empecé a tratar: me corrí de los programas de la tarde y empecé a hacer terapia con mi padre y mi madre”, contó.

Y continuó: “Llegué a tocar fondo. Mi fin y mi cometido era morirme, lo tenía clarísimo. Yo había tenido un intento de suicidio y dije no le puedo hacer esto a los que amo, pero me costaba vivir. Me cortaba los brazos a los 4 años”.

Sobre las sustancias que más daño le hicieron, comentó: “La falopa y el alcohol. Consumía tanto que necesitaba bajar. Consumía sola agazapada por días, el mundo se detenía. La cocaína es el infierno. El alcohol es algo muy similar, pero no te lleva al mismo lugar”.

La recuperación supuso para ella “amigarse” con su lado “frágil”. Sobre ello también reflexiona: “Entendí que no aparento nunca más nada. Eso es la libertad, poder ser quien somos”. Sobre quiénes la ayudaron en el camino de reencuentro consigo misma, Andrea reveló: “Mi familia, vos (Gastón Pauls), con Nancy Dupláa (con quien trabajó en La Leona) me pasa algo así, porque siento que me dio la oportunidad en un momento muy importante. Me sentí muy valorada y cuidada por Nancy y por Pablo Echarri. Tienen como una imagen de papá y mamá. Yo estaba en un momento heavy y sentir ese amor te hace creer que en este mundo hay una parte hostil y un lado bueno, donde nos podemos parar de ese lado”, aseguró.

Sobre su presente, la actriz dijo: “Estoy en un lugar tan lindo, tan hermoso... Me levanto todos los días feliz de quién soy. Estoy en paz, Cuando me voy a dormir, cuando apoyo la cabeza en la almohada. Trato siempre de ser mejor”.

Y compartió los sentimientos que la atraviesan cuando se encuentra frente a personas con similares problemas. “Me duele, me da tristeza y me dan ganas de abrazarlos. Me duele el dolor. Cuando te metés en ese lugar es porque hay algo. Salvo que hay gente que consume por consumir, tiene un consumo social que yo nunca pude tener controlado. Cuando veo a alguien en ese pozo, perdido, en medio de ese laberinto, lo primero que pienso es tener ganas de ayudarlo. De ser súper Andrea y salvarle la vida a ese ser como me la salvaron a mí”, dijo la actriz.

¿Qué consejos daría a esas personas? “Si yo pude, puede cualquiera y siempre se puede. Que levanten el teléfono y pidan ayuda. Sé que se siente mucha vergüenza y es como mostrarte desnudo, pero es necesario pedir ayuda”, apuntó la flamante la flamante concursante de MasterChef Celebrity.

Diego Leuco recordó su cita con Andrea Rincón: “Pasé vergüenza”