"Andrea Meza no es la típica blanca bonita": especialista

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 20 (EL UNIVERSAL).- Para Miguel Ángel Gabriel, maestro de modelos para concursos de bellezas, Andrea Meza, Miss Universo, no es la típica mujer blanca bonita, sino que siente que gracias a que los parámetros en dichos certámenes han cambiado, la mexicana consiguió su corona en un concurso que para él es todavía muy necesario, ya que es el lugar en donde la mujer puede hablar de temas importantes como la violencia de género.

El también maestro de actuación en el CEA, Centro de Educación Artística de Televisa, observa que gracias a los cambios que ha tenido este concurso universal, ahora la mujer puede lucir ya no "tan perfecta", por lo que aplaude y defiende estos términos.

"Desde hace unos diez años para acá los estándares de belleza han cambiado, antes eran las medidas perfectas, 60, 90, 60; Andrea no tiene las medidas perfectas, no es la típica niña delgada, ella es atlética, de cuerpo torneado pero no es la típica perfecta de una Miss Universo, no es la típica blanca bonita, y sí es bonita, muy guapa, pero no se me hace el estereotipo de lo que antes era la belleza, además yo estoy en contra de que se critiquen esos concursos porque al contrario, creo que es una oportunidad para las mujeres", dijo en entrevista con EL UNIVERSAL.

También se pronunció en contra de quienes dicen que estos concursos cosifican a las mujeres, porque siente que estos son espacios para que las concursantes se conviertan en las representantes de su género y a través de lo que dicen alcen la voz de las injusticias que están viviendo.

"Por supuesto que no las tratan como 'cosa', porque son seres humanos, están hablando, son inteligentes, pensantes, y sabemos que muchas de las que han sido concursantes están en la política, son empresarias, son mujeres que han hecho cosas por sus países, ¿qué le puedes criticar a una mujer que está creciendo?", cuestionó.

Miguel considera que estos concursos de belleza son necesarios y tienen furturo, pese a que siente que se irán transformando más.

En cuanto a los mensajes que mandan las concursantes, el maestro en presencia corporal, siente que si la gente pusiera más atención a lo que dice cada una de ellas se podrían dar cuenta de quiénes son y qué es lo que quieren expresar, ya que partiendo de ahí las percepciones pueden cambiar y mucho.

"Yo sí les sigo viendo futuro a estos concursos. Los mismos concursos han tenido que modificarse, ya no es lo que era antes, antes era una belleza superflua, o sea, no se les pedía esa capacidad, ganaban niñas de 18, 19 años que qué bagaje de vida podían tener, tenían máximo la secundaria o bachillerato terminados, pero ahora son mujeres con carreras terminadas, hay quienes están haciendo hasta sus doctorados, maestrías", comentó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.