Andrea Legarreta y Erik Rubín, 20 años de un matrimonio a la vista de todos

Foto: Mezcalent

La conductora y el cantante han formado una de las parejas favoritas en México desde hace más de 20 años. Se casaron en abril de 2000 en Acapulco, rodeados de amigos y familia al atardecer. Este año, el par encontró la mejor forma de celebrar dos décadas de matrimonio y amor a pesar de las restricciones que se viven actualmente en México y en todo el mundo.

Legarreta compartió detalles de su aniversario, su boda y los inicios de su romance con el ex Timbiriche durante la transmisión de ‘Hoy’. Admitiendo que aunque no siempre ha sido fácil mantenerse juntos y llegar a donde están, está en paz con la etapa que actualmente atraviesa con Rubín.

Andrea y Erik, amor del bueno

La conductora confesó que siempre ha sido fan de Timbiriche, pero tiene un recuerdo especial de haber notado a su ahora esposo durante una presentación del grupo de pop en el Auditorio Nacional. “Ahí Erik se cortó el pelo y se lo decoloró. Entonces estoy viendo la transmisión, haciendo algunas cosas y lo veo y dije, ‘Ah, caray’”, confesó durante una entrevista en 2019. “Algo me pasó esa noche”.

También te puede interesar: Flor Rubio en 'Venga la alegría', ¿tendría el mismo 'poder' que Andrea Legarreta en 'Hoy'?

Según la “historia oficial”, Erik supo desde entonces que la conductora sería la madre de sus hijos. Legarreta recuerda que al sentarse junto a él, el roce de su brazo hizo que se olvidara de amores anteriores y tristezas. Al parecer, el sintió lo mismo.

A pesar de que su mamá no estaba de acuerdo por la supuesta reputación de los Timbiriche, se comprometieron después de tres meses. Rubín le pidió matrimonio la noche en la que la puesta en escena de ‘RENT’ que estelarizaba, celebró 100 presentaciones.

Eventualmente, sus papás se dieron cuenta de que Erik era una buena persona y Andrea tuvo la boda de sus sueños. “El día de mi boda sin duda ha sido uno de los días más felices de mi vida. Añoraba casarme feliz y enamorada y me casé con el amor de mi vida,” dijo. “Estábamos rodeados de amigos que estaban felices por nosotros, todos vestidos de blanco, en la playa, en un lugar que adoramos como Acapulco, y sin duda fue un día maravilloso. Mejor de lo que esperaba”.

Altas y bajas

No todo ha sido fácil. Además de momentos increíblemente difíciles que han vivido como pareja (antes de tener a sus hijas Mia y Nina, perdieron un bebé), parece que siempre ha habido quién apueste en su contra.  Al principio, según Legarreta, todos juraron que jamás durarían más de dos meses.

Pero aunque Andrea admite que sí han tenido momentos en los que han estado a punto de “romperse”, los constantes rumores de rompimientos, infidelidades, especulación sobre quién mantiene a quién y hasta acusaciones de ser “perfectos” por contrato, no han logrado separarlos.

En 2017, advirtió a sus seguidores sobre una estafa que además de asegurar que su relación había terminado, intentaba vender productos con los que no estaba relacionada. En el momento, la conductora afirmó que más allá de estar interesada en el rumor, quería proteger a los usuarios de comprar productos de dudosa procedencia.

También te puede interesar: Fernando del Solar recuperó su salud en medio de la pandemia y reapareció en TV

Un aniversario en plena pandemia

Pero aunque hay quienes aún parecen apostar en su contra, la pareja celebra otro año como una familia. Con cariñosos mensajes publicados en sus cuentas de Instagram y una celebración familiar que a pesar de estar sujeta a las condiciones impuestas por el COVID-19, parece haber sido muy especial.

“Hoy es un gran día para decirte lo increíble que ha sido mi vida contigo. Otro año para crear hermosas historias juntos, para descubrir, para disfrutarnos, para caer y levantarnos, para aprender, para perdonar y valorar,” escribió Erik.

Legarreta, por su parte, recordó detalles sobre su boda y admitió que han tenido momentos difíciles. “Pero lo más hermoso es, que a pesar de todo lo que quizás haya sido negativo y que ahora ha sido aprendizaje, el amor ha ganado...”

Este año, después de comer en familia, la conductora decoró el comedor con ayuda de sus hijas en preparación de una romántica cena. Con una lista de canciones especial y veinte veladoras en forma de corazón. Mia y Nina fueron las meseras durante el evento, ocultándose en la cocina para darle algo de privacidad a sus papás.  

“De verdad fue una cena muy especial, diferente y claro, nuestras meseritas mientras se metían a la cocina a cenar ellas aparte, nos dejaron solos para echar novio, pastelito y todo,” compartió.

Nuestro objetivo es crear una comunidad segura y respetuosa de cada uno de sus miembros. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad y mientras estamos trabajando en ello, hemos suspendido temporalmente los comentarios en artículos. Gracias por tu comprensión.