Andrés Larroque también apuntó contra las organizaciones sociales y dijo que pactaron el ajuste con Martín Guzman

·5  min de lectura
Andrés Larroque en un acto junto a Mayra Mendoza en Quilmes
Andrés Larroque en un acto junto a Mayra Mendoza en Quilmes - Créditos: @La Cámpora

El ministro de Desarrollo bonaerense y referente de La Cámpora, Andrés “El Cuervo” Larroque, ponderó hoy el discurso de la vicepresidenta Cristina Kirchner en la CTA y también apuntó contra las organizaciones sociales al afirmar que “acordaron“ con el ministro de Economía, Martín Guzman, para “bancar el ajuste”. Por otra parte, desestimó la posibilidad de una ruputra dentro del Frente de Todos (FdT) en medio de la prolongada interna que atraviesa el oficialismo, aunque denunció que hubo ciertos “sectores” que “operaron desde un principio” para alejar al presidente Alberto Fernández de la exmandataria.

Al ser consultado en Radio 10 sobre si el discurso de Cristina Kirchner con críticas a las organizaciones sociales tenía como trasfondo una disputa entre La Cámpora y el Movimiento Evita, el camporista contestó: “Para nada. Por ahí hay que clarificar algo que vengo sosteniendo hace mucho tiempo, porque a veces se instala una palabra como ‘el plan’ y acá hay que distinguir que hay dos tipos de políticas sociales: la política focalizada, que pretende reparar o fomentar una política de reinserción laboral como eran tantos programas de trabajo que existieron y hoy se llaman Potenciar Trabajo; y lo que es una política de ingreso, como puede ser la AUH, que tiene que ver con saldar rápidamente un vacío en término de ingreso que tiene un sector de la población producto de la crisis económica que nos toca atravesar”.

Tras ello, señaló: “Lo que está pasando en la Argentina es que se tomó un plan como el Potenciar Trabajo y se masificó. Entonces, queda corto para ser una política de ingreso -cuando nostoros tuvimos el IFE que fue una excelente política de ingreso- y muy grande ese programa, que tiene 1.300.000 beneficiarios, para ser un programa focalizado. Y yo creo que estamos pagando un costo alto frente a la sociedad: creo que es muy discrecional, porque hay una persona que sí percibe ese derecho y otras que no, en la misma situación de pobreza. Lo que nos sirve es transparentar eso y convertirlo en una política de ingreso”.

En ese contexto, Larroque aclaró que el Estado y las organizaciones sociales deben “ir de la mano”, pero insistió en que la creacón de un programa de política focalizada con un volumen tan grande de beneficiarios vuelve “muy díficil” su administración y “termina siendo arbitrario” quién lo percibe y quién no.

Luego, enfatizó: “Nosotros tuvimos una política muy interesante que fue el IFE, que se discontinuó de repente en una percepción de que salíamos de la pandemia y de que íbamos a tener una inflación del 30% en 2021, todas cosas que no pasaron. También se achicó la proyección del déficit”. Y en ese marco denunció: “Desapareció el IFE y aumentaron los Potenciar Trabajo: entonces acá sí hubo un acuerdo para bancar el ajuste entre Guzmán y un sector de las organizaciones que se benefició claramente aumentando los Potenciar Trabajo, los planes para administrar. Se cambió una política exitosa por otra donde se achicó el número de beneficiaros con una dosis de discrecionalidad cuestionable”.

Finalmente, cuando le pidieron identificar a las organizaciones sociales que se beneficiaron del supuesto “pacto” con Guzmán, respondió: “Estoy hablando del Evita y de algunos más. Sin duda. Hubo un ajuste, hubo un sector que en otro momento le ponían a Cristina bandera de “nos duele lo que falta” y bueno, por ahí en este momento no tuvieron tanto dolor, quizás. Pero bueno, hay que mirar hacia adelante”.

“Tensión inexplicable con Cristina”

Con relación a la interna del oficialismo, Larroque dijo: “Creo que hubo un sector del Gabinete nacional, del que algunos quizá ya no forman más parte, donde permanentemente lo que se hizo hacer fue llevar al Presidente a una tensión inexplicable con Cristina y creo que estamos pagando las consecuencias de esa tensión y de esas operaciones”. Y agregó: “A mí me parece que hay que ir por la positiva y plantearle a la sociedad una agenda clara en términos propositivos de lo que el Gobierno quiere hacer. Seguro que no es sencillo y hay que enfrentar tensiones, pero en una fuerza política tienen que darse los debates y después tener el coraje de asumir las decisiones que hay que tomar″.

A continuación, el camporista se refirió a la relevancia que tiene la figura de la vicepresidenta dentro del frente e insistió: “Hubo sectores que desde el comienzo trataron de querer venderle a Alberto que podía haber para él un camino distinto al que podía tomar Cristina, y acá estamos todos más que en el mismo barco en el mismo bote, porque la situación que tiene el país es muy compleja y no hay margen para ese tipo de especulaciones. Por eso cuando se nos quiere poner a nosotros en el lugar de que cuestionamos la unidad, es todo lo contrario: fueron aquellos que operaron en las sombras. Pero estamos a tiempo y hablándole de cara a la gente vamos a poder sobrellevar esta situación y encontrar el camino”.

Por último, describió a la vicepresidenta como un “orientador” y pidió “aprovechar” su presencia dentro del oficialismo. “Me parece que ha sido un gran error en estos últimos dos años que se haya pensado desde algún sector que Cristina era un problema y no ponderarla y valorarla”, sotuvo. Además, consideró que el discurso de la exmandataria en la CTA no fue “en términos de disputa” y remató: “Me parece que su voz es muy necesaria porque lamentablemente las cosas no funcionaron como hubiéramos querido”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.