Andrés Granier se registra como candidato de PRI-PAN en Tabasco

·2  min de lectura

VILLAHERMOSA, Tab., abril 15 (EL UNIVERSAL).- El exgobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, quien estuvo recluido en el penal de Tepepan por más de cinco años, fue registrado ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco (IEPCT) como el candidato a la alcaldía de Centro por la alianza PRI-PAN. Mientras que su hijo, Fabian Granier Calles, será el candidato a diputado local por el distrito VI, pero también fue colocado como aspirante plurinominal a una curul en la segunda posición de la segunda circunscripción.

El presidente del CDE del PRI, Dagoberto Lara Sedas, acompañado por el delegado del CEN, Genaro Abreu Barroso; el secretario de Elecciones, Carlos Carrillo Reyes; del encargado de despacho de la Secretaría General del CDE, Marco Antonio Leyva Leyva, acudieron a la Junta Distrital XII del IEPCT a entregar la documentación respectiva para el registro. Posteriormente a través de un mensaje en sus redes sociales, Andrés Granier Melo agradeció a su partido y la militancia el apoyo que recibe y se dijo listo para que este lunes arranque campaña por la alcaldía de Centro.

El exmandatario estatal en el 2013 fue detenido por la Fiscalía General de la República (FGR) por el delito de peculado, pero el pasado 9 de mayo del 2019, luego de casi seis años de litigio, obtuvo su libertad absoluta, quedando sin efecto la acusación de peculado por un monto de 196 millones de pesos, delito por el que había sido condenado a 11 años de prisión por la Fiscalía General del Estado (FGE).

El exmandatario tabasqueño, quien se encontraba recluido en un penal de la Ciudad de México por delitos federales, fue encontrado responsable por el Juzgado Tercero Penal de Primera Instancia por peculado, quien emitió la sentencia de 10 años, 10 meses y 15 días de prisión, así como el pago de una multa millonaria para reponer los recursos que habrían sido desviados durante su administración, que comprendió del 2007 al 2012. Sin embargo, una vez que entró en funciones la nueva administración estatal ahora encabezada por Morena, un juez local le concedió la razón ante la apelación presentada y se le otorgó la libertad absolutoria.