Andorra acoge con los brazos abiertos a los reyes: "Aquí son bienvenidos"

Agencia EFE
·3  min de lectura

Andorra la Vella (Andorra), 25 mar (EFE).- Siete siglos después del nacimiento de Andorra como país, un rey español ha pisado de manera oficial el pequeño enclave pirenaico, donde españoles que residen en él les han recibido con los brazos abiertos deseosos, por fin, de que hubiera una visita real.

"Aquí son bienvenidos", ha apuntado a EFE un comerciante que aguardaba en la puerta de su local la aparición de los reyes Felipe VI y Letizia a la sede del Ayuntamiento de la capital, junto a la iglesia románica de San Esteve.

Más de un centenar de españoles, de los 27.000 que viven en el principado, un tercio del total de su población, se ha apostado en los alrededores de la casa comunal, algunos con banderas rojigualdas, con el fin de dar aliento a la pareja real en una mañana soleada.

Mamen, con 30 años de residencia en el país, ha agradecido la visita: "Nos parece fantástico que vengan. Es una manera de que el mundo conozca Andorra y nos sitúen en el mapa".

A su vera, otra mujer ha resaltado el hecho de que al igual que hace en cada mandato el presidente de Francia, copríncipe (jefe de Estado) en Andorra junto al arzobispo de La Seu d'Urgell, "es bueno que venga el rey".

Hasta ahora, la máxima autoridad que había visitado el país fue en 2015 el entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cuatro años después de que España dejara de considerar a Andorra un paraíso fiscal.

"Tenían que haber venido antes", salta al unísono un matrimonio de comerciales andaluces afincado en el principado, que resume su sentimiento identitario: "Somos españoles, pero nos gusta también Andorra".

Ante los gritos de "¡visca los reyes y visca Andorra!", don Felipe y doña Letizia se han acercado a los vecinos para agradecerles su aliento, aunque sin estrechar manos por las limitaciones sanitarias.

La pandemia ha restado algo de colorido a la visita porque, de lo contrario, "estaría aquí todo Andorra para ver a los reyes", según María.

No obstante, la alcaldesa de Andorra la Vella, Conxita Marsol, le ha buscado el lado positivo: "En momentos como éste, se agradece aún más. Andorra es un país eminentemente turístico y, en estos momentos, visitas como éstas nos dan soporte. Contentos y un honor recibirlos".

Marson ha comentado a los medios que el principado está "preparado" para recibir de nuevo a turistas con "todas las garantías".

A pesar del buen nivel de vida que goza el pequeño país, la crisis sanitaria también ha impactado con dureza a su economía y, en particular, al sector turístico y hostelero, pese a que buena parte de su pistas de esquí están abiertas.

"Antes era un país maravilloso, pero ahora no tanto. No hay trabajo como había antes y no viene el turismo que venía", lamenta Domingo, un soriano con varias décadas en Andorra a sus espaldas.

Alejados de la controversia reavivada en España sobre los famosos que trasladan su residencia a Andorra para pagar menos impuestos, el último, el "youtuber" El Rubius, quitan hierro al tema.

Según Nina, "estas personas se buscan la vida y aquí se vive muy bien", en línea con la postura de otro hispanoandorrano: "Es una polémica que no es nueva. Andorra acoge a todo el mundo".

Por Carlos Pérez Gil

(c) Agencia EFE