Anderson, retirado pese a no tolerar hit en 5 innings

·1  min de lectura
SERIE MUNDIAL (AP)
SERIE MUNDIAL (AP)

Ian Anderson no permitió un solo hit de Houston en cinco episodios.

Aun así, el derecho novato de los Bravos dio suficientes motivos de preocupación como para que se le negara la oportunidad de enfrentar por tercera ocasión al orden al bate de los Astros.

Pese a un diezmado cuerpo de pitcheo que agradecería cualquier entrada adicional que pudieran laborar los abridores, el manager de Atlanta Brian Snitker retiró a Anderson con la ventaja de 1-0 tras cinco innings el viernes, en el tercer juego de la Serie Mundial.

El juego sin hit se esfumó pero la ventaja no. Los Bravos vencieron 2-0 a Houston, con pelota de dos inatrapables, y tomaron la delantera por 2-1 en el Clásico de Otoño.

A pesar de ello, algunos cuestionarán la decisión de Snitker, de utilizar la grúa para retirar a un novato que estaba logrando juego sin hit en el máximo escenario.

¿Por qué hacerlo? ¿Por qué presionar más a un bullpen que deberá soportar la carga de trabajo al menos en el cuarto y quinto juego?.

Una mirada más cercana a las cifras de Anderson podría dar las respuestas. De sus 76 lanzamientos, sólo 39 fueron strikes. Expidió tres boletos y propinó un pelotazo. Dos corredores se quedaron varados en las bases en la cuarta entrada y uno en la primera.

El derecho terminó fuerte, retirando en orden a los Astros en el quinto acto. Cuando Anderson volvió a la cueva, recibió apretones de manos de sus compañeros y coaches.

Anderson dijo que por un momento trató de persuadir a Snitker para que lo dejara en la loma. Al final, entendió la decisión.

“Estuvo bien”, dijo el lanzador. “Tengo toda la confianza en Snit y en el bullpen, en los chicos que venían”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.