Ancianos mantienen protesta en Nicaragua pese a represión policial

Cientos de ancianos nicaragüenses se movilizaron este jueves por cuarto día consecutivo en Managua para demandar al gobierno el pago de una pensión mínima, pese a los intentos que ha hecho la policía para dispersarlos por la fuerza, que han dejado más de una docena de lesionados en ambos bandos.

Los adultos mayores se concentraron nuevamente en las inmediaciones de la sede del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), al noroeste de la capital, de donde habían sido desalojados por la policía en horas de la madrugada.

Durante el desalojo resultaron lesionados con piedras y otros objetos en la cabeza y el cuerpo seis policías, informó la institución en un comunicado.

Mientras que los manifestantes reportan cuatro detenidos (que no son reconocidos por la policía) y nueve ancianos lesionados entre el martes y la madrugada de este jueves.

"No vamos a dar un paso atrás, pensaron que no íbamos a estar acá de vuelta" protestando, pero "vamos a estar aquí a tiempo completo hasta que triunfemos", aseguró uno de los manifestantes, Fernando Caballero, a la televisión local.

La protesta es organizada por la Unión Nacional del Adulto Mayor (UNAM) que agrupa a unas 15.000 personas mayores de 60 años que no cumplieron con los requisitos para tener una pensión total y que luchan desde hace cinco años por un régimen especial de jubilación de sobrevivencia.

La UNAM pide al gobierno el pago de una pensión mínima de alrededor de 140 dólares, así como asistencia médica especializada, medicinas y otros beneficios, que estima podrían costar 23 millones de dólares anuales del presupuesto.

Cientos de policías resguardaban este jueves el edificio del INSS para evitar que los manifestantes ocuparan las instalaciones, como ocurrió en días anteriores cuando los ancianos ocuparon temporalmente las oficinas de Managua, y ciudades del interior como León, Estelí, Boaco y Chinandega.

"Da vergüenza que anden 500 policías (cuidando) a un poco de viejos desarmados. Comandante (presidente Daniel Ortega) esto es una vergüenza", reprochó Caballero.

Por su parte el Frente Nacional de los Trabajadores (FNT, izquierda) acusó a los ancianos en protesta de formar parte de "un plan de la derecha" para desestabilizar al gobierno de Ortega y llamó a sus afiliados a participar en una contra marcha el próximo lunes.

"Estamos convocando a todos los trabajadores (...) y a todos los pobladores de los barrios que saben que con este gobierno vamos adelante a movilizarnos el lunes en apoyo al presidente Daniel Ortega", exhortó el dirigente del FNT, el diputado oficialista Gustavo Porras, en rueda de prensa.

Según Porras, el gobierno beneficia mensualmente a 8.000 personas de la tercera edad con un bono "solidario" que oscila entre los 40 y 113 dólares. El FNT está integrado por sindicatos afines al gobernante Frente Sandinista (FSLN, izquierda)

El dirigente de los ancianos, Porfirio García, rechazo la acusación del gobierno como una versión "totalmente falsa".

Cientos de ancianos nicaragüenses que no cumplen los requisitos para tener una pensión total se manifestaron este miércoles para exigir al gobierno una pensión de sobrevivencia, equivalente a unos 140 dólares, en medio de un fuerte forcejeo con la Policía que dejo personas golpeadas.

Cargando...