Los ministros de salud del país analizan nuevas medidas para contener la fuerte suba de contagios

·6  min de lectura
Testeos; hisopados; mar del plata; colas; ómicron; corobnaviirus; covid-19; sociedad; salud
Mauro V. Rizzi

En pocos días, la demanda de testeos para Covid-19 estalló. Las largas filas de espera y las demoras de hasta tres días para recibir los resultados tomó por sorpresa a las autoridades. En las últimas horas, se reabrieron puntos de testeo y reaparecieron las unidades móviles para contener desbordes. Y además, las provincias podrían dejar de testear a los contactos estrechos de casos confirmados como una primera respuesta para aliviar contra reloj una demanda caótica de consultas por síntomas, contacto con positivos, viajes y turismo o las reuniones familiares de fin de año. En este contexto esta mañana, reunidos en el Consejo Federal de Salud (Cofesa), los ministros de Salud del país evalúan más medidas.

Ayer la ministra de Salud, Carla Vizzotti, adelantó que se analiza la revisión de los plazos de aislamiento para personas contagiadas con coronavirus, confirmó que está en estudio la autorización para la venta de autotest en las farmacias y ratificó la recomendación para que se considere como positivo a las personas que sean contacto estrecho de un caso confirmado de coronavirus y tengan síntomas, sin necesidad de examen de laboratorio, en un contexto de una fuerte suba de contagiados.

“Estamos en el inicio de una tercera ola”. Hasta dónde escalará la suba de casos de coronavirus en la Argentina

Lo cierto es que, por el momento, los datos oficiales indican que son tres las jurisdicciones que concentran la mayor cantidad de casos detectados en esta nueva ola de contagios acelerada por la circulación comunitaria de la variante delta, excepto en uno de esos distritos, donde ómicron avanza aún más veloz. Habrá que ver en las próximas semanas si esta cocirculación de variantes con tanta capacidad para propagarse se traduce o no en un aumento de las formas graves de la enfermedad.

El lunes, Buenos Aires, Córdoba y la ciudad de Buenos Aires volvieron a informar un 80% de los nuevos casos conocidos con entre 4000 y 6100 diagnósticos de los más de 20.000 conocidos en el día. Tucumán aportó otros 1100 y es el cuarto distrito que más contagios está notificando a diario.

Ante la consulta, desde la cartera sanitaria confirmaron que delta es la variante que prevalece en el país, excepto en Córdoba, donde lo hace ómicron. En la reunión del Consejo Federal de Salud (Cofesa) se analizarán nuevas medidas sanitarias. Según evalúan, las reuniones de diciembre y las fiestas de egresados favorecieron este escenario.

Los partidos de fútbol, las manifestaciones cotidianas en el centro porteño, el movimiento turístico y otros eventos masivos no parecerían tener, para las autoridades, el mismo peso epidemiológico en ese diagnóstico como las celebraciones sociales. “Los aumentos de casos de Covid-19 siempre son multifactoriales y, sobre todo, estas variantes [por delta y ómicron] son más transmisibles. También, [está] el aumento de la movilidad de personas desde octubre que crece siempre en diciembre”, argumentaron desde Salud.

Filas durante horas

En Córdoba, las filas durante horas por una prueba, como vienen retratando los medios locales, y el escenario epidemiológico impulsó nuevas restricciones y hasta la evaluación de varias marcas de autotests para aliviar la demanda y reducir el riesgo de que se interrumpan actividades esenciales y productivas por los contagios.

Buenos Aires difundió hacia la noche del domingo un listado de 510 centros de testeo en la provincia que se puede consultar aquí y, ante la consulta de LA NACION, dijeron que debieron ampliar el horario de atención hasta las 20.

“Hasta la semana pasada, algunos cerraban las puertas al mediodía y los más grandes estiraban el horario a las 18″, reconocieron. De hecho, el tuit del ministro Nicolás Kreplak con el listado recibió pedidos para que los centros funcionen los fines de semana, se den más turnos o se abran más puntos de cercanía.

La ciudad recibe gran parte de esa demanda insatisfecha entre el 30% de personas que viven en otros distritos y eligen testearse en alguno de sus centros. En la provincia, esa proporción es de alrededor del 9%, de acuerdo con los datos que notifican las provincias a la Nación. Pero en ambos casos, la mayoría de los que se testean y declaran vivir en otro distrito lo hacen del otro lado de la General Paz.

A comienzos de diciembre, la ciudad de Buenos Aires hacía 3469 testeos por millón de habitantes y, la provincia, 477. Tenían, entonces, 4,7% de positividad la primera y 9,5% la segunda, según estimó LN Data de los registros oficiales. El 6 de diciembre, la provincia superó el 10% con 502 testeos por millón de habitantes y la ciudad lo hizo el 19 de este mes, con 3741 testeos por millón de habitantes. En los últimos 10 días, hubo un repunte de nuevos casos.

Para el jueves pasado, los testeos en la ciudad eran 8655 por millón de habitantes con un 13,6% de positivos sobre las pruebas del día y, en la provincia, 1038 con un 21,7%.

Más puntos de control

La ciudad tuvo que volver a habilitar más lugares por la demanda, en especial de los últimos 10 días por viajes, las fiestas de fin de año y, también, por “un aumento exponencial de los casos” que ya está muy por arriba de las olas anteriores, como evalúan en el Ministerio de Salud porteño. Aquí publican dónde ir a testearse y si hay o no que sacar de acuerdo a si se tiene síntomas o no, si es por viaje o por haber tenido contacto con un caso confirmado.

La empresa Emergencias pasó de hacer 600 hisopados semanales en noviembre a 1600 la semana pasada y uno de cada cuatro ya es positivo
Gentileza Emergencias


La empresa Emergencias pasó de hacer 600 hisopados semanales en noviembre a 1600 la semana pasada y uno de cada cuatro ya es positivo (Gentileza Emergencias/)

En el sector privado, también hubo que reforzar los turnos para testeos. A principios de semana, la fila por turnos para hisopados en un laboratorio sobre la avenida Gaona al 1700, en el barrio de Flores, pasó de ocho a quince personas en minutos, una escena que se repetía en otros centros. “Debido a la alta demanda en estudios Covid-19, estamos realizando el test RT-PCR y el test rápido de antígeno con turno previo”, comunicó por correo electrónico a sus usuarios Diagnóstico Maipú para sus cinco sedes de la ciudad y la provincia.

La empresa Emergencias, que testea a pacientes con y sin síntomas de obras sociales y de manera particular, pasó de hacer 600 hisopados por semana a mediados de noviembre a unos 1600 antes de Navidad, entre el 15 y el 21 de este mes. Tuvieron que abrir cuatro puntos de testeo en Morón, Lomas de Zamora, Olivos y Capital Federal. También subió del 4 al 14,1% la positividad estimada entre ambos meses. El lunes, ya era del 25%.

“Desde finales de noviembre veníamos analizando un aumento de la demanda de hisopados, acorde con el aumento de casos a nivel nacional. También aumentó el porcentaje de positividad. Pero en los últimos días vimos una explosión de la demanda, tanto de pacientes de obras sociales como privados. Tuvimos que reforzar toda nuestra operación, sumar personal y habilitar nuevos puntos de testeo para poder cumplir con la demanda”, explicó Ignacio García Torres, director general de Emergencias.

Con la colaboración de Delfina Arambillet

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.