Analizan fallas en granja solar para llevar luz a pueblo ikoots

JUCHITÁN, Oax., noviembre 2 (EL UNIVERSAL).- Funcionarios de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) informaron que en esta semana diagnosticarán el origen de las fallas que registra la granja solar de la comunidad ikoots de Santa María del Mar, que pertenece al municipio juchiteco.

El director de Agencias y Colonias del gobierno municipal de Juchitán, Pavel Montero, explicó que de acuerdo con los estudios preliminares de la CFE, la causa de las fallas en el servicio eléctrico podría estar en la sobrecarga o por el desperfecto en un inversor de corriente continua a alterna.

Posiblemente, añadió, en una semana concluya el diagnóstico y a partir de ahí comenzarán los trabajos de reparación que podrían tardar hasta cuatro meses, sobre todo para cambiar el inversor dañado que se tiene que adquirir en el extranjero pues no se produce en el país.

La granja solar de Santa María del Mar consta de 273 paneles solares y costó un total de 60 millones de pesos aportados por el Instituto Nacional de Pueblo Indígenas (INPI), ante la gestión del gobierno municipal juchiteco que aportó 160 luminarias para alumbrar las calles.

Dicha granja solar se inauguró a finales del pasado mes de julio y las fallas fueron reportadas por las autoridades de Santa María del Mar apenas medio mes después. Por ahora, hay energía eléctrica, pero por momentos se interrumpe el suministro, dijo el agente municipal, José Martínez Juan.

Desde septiembre de 2009, esta comunidad ikoots se quedó sin el servicio eléctrico, sin agua entubada y sin acceso terrestre debido a un añejo conflicto agrario por la posesión de mil 300 hectáreas que les disputan sus vecinos de San Mateo del Mar.