Analiza EU instalar a familias migrantes en hoteles

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 20 (EL UNIVERSAL).- La administración de Joe Biden otorgó un contrato de 86 millones de dólares para habitaciones de hotel cerca de la frontera para albergar a alrededor de mil 200 familiares migrantes que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México, confirmaron funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) a medios internacionales.

De acuerdo con Axios, el contrato es a través de Endeavors, una organización sin fines de lucro con sede en Texas, por seis meses, pero podría extenderse y expandirse.

Los hoteles estarán cerca de las zonas fronterizas, incluso en Arizona y Texas. El medio recuerda que el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) supervisa la custodia de los adultos migrantes y las familias que cruzan la frontera ilegalmente después de ser detenidos por agentes de la Patrulla Fronteriza.

Y la agencia ya está transformando sus instalaciones de detención familiar en centros de procesamiento rápido con el objetivo de liberar a las familias en 72 horas.

La administración de Biden está luchando para lidiar con la afluencia de migrantes en la frontera, y el secretario del DHS, Alejandro Mayorkas, pronosticó que el aumento actual romperá un récord de 20 años de cruces ilegales. A principios de este mes, Mayorkas ordenó a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) que trabajara en conjunto con el HHS para brindar refugio a los niños migrantes.

Tras una afluencia de más de 2 mil migrantes a una región del sur de Texas hasta el jueves por la noche y el viernes por la mañana, los funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza solicitaron aviones para llevar a algunos de los migrantes a los estados de la frontera canadiense para su procesamiento.

De acuerdo con Axios, los contratos con los hoteles apuntan a que la agencia no puede mantenerse al día con el creciente número de familias bajo su custodia. El medio indica que es probable que las habitaciones de hotel sean una opción más segura que las estaciones de Patrulla Fronteriza, pero no tienen que seguir los mismos protocolos de seguridad que los espacios de detención oficiales del gobierno.

Además, la administración Biden ha estado presionando al gobierno mexicano para que aumente su propia aplicación de la ley de inmigración, para ayudar a reducir la cantidad de centroamericanos que cruzan el país hasta la frontera entre Estados Unidos y México, informaron el The New York Times y el The Washington Post.