¿Qué dicen los analistas? Semana del 29 de marzo al 2 de abril

·3  min de lectura
El presidente de Argentina, Alberto Fernández, lee su discurso en la apertura de sesiones ordinarias del Congreso Nacional en Buenos Aires

BUENOS AIRES, 29 mar (Reuters) - Analistas opinan sobre el futuro de la economía de Argentina en momentos en que el país, que arrastra una prolongada crisis, mantiene conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para renegociar un acuerdo.

En el contexto de las dificultades locales para lograr financiamiento, la provincia de Buenos Aires el lunes extendió hasta el 23 de abril el plazo para canjear deuda en moneda extranjera por unos 7.000 millones de dólares.

La plaza financiera del país austral permanecerá inactiva jueves y viernes por las celebraciones de 'Semana Santa'.

* "El Gobierno está actuando en forma coherente, esto es parte de una estrategia de negociación (con el FMI) de crear un policia malo, que en este caso sería la vicepresidenta (Cristina Fernández), para darle más crédito a la negociación del policía bueno, que sería (el ministro de Economía) Martín Guzmán", dijo en declaraciones radiales Héctor Torres, exrepresentante argentino en el FMI.

Añadió que es "una estrategia de negociación muy básica. Como diciendo: 'Arreglen con Guzmán porque si no viene Cristina que es peor'".

* "Las noticias acerca de las negociaciones de la deuda con el FMI y la salida de la Argentina del Grupo de Lima sembraron cierto nerviosismo y, si bien los bonos no llegaron a los mínimos de un par de semanas atrás, entre el miércoles y el jueves por la mañana sufrieron una baja cercana al 5%", dijo Balanz en un informe.

* "El mayor factor de riesgo para la actividad en el corto plazo es una nueva ola de contagios del COVID-19 que obligue a tomar medidas restrictivas, con el consecuente impacto en el consumo", estimó la consultora Delphos Investment.

"La disponibilidad de vacunas, el crecimiento de los salarios por encima de la inflación y buenos precios internacionales de commodities aparecen como elementos centrales para continuar el crecimiento más allá de 2021", agregó.

* "Se reconoce que el acuerdo con el FMI deberá postergarse hasta luego de las elecciones (de medio término de octubre), lo cual podría acentuar los desequilibrios a resolver, más si es que la segunda ola (de COVID-19) vuelve a requerir una mayor asistencia económica", señaló Gustavo Ber, de Estudio Ber.

* "Seguimos esperando señales de políticas macroeconómicas concretas que conviertan a las deprimidas valuaciones en bonos y acciones en un atractivo punto de entrada", dijo el Grupo SBS.

Añadió que "por su parte, las novedades alrededor de la reestructuración de la Provincia de Buenos Aires y la posterior reacción de los precios de los bonos sugieren que el mercado apuesta por el arreglo".

* "La batalla principal para definir la trayectoria del PIB en 2021 se juega en el terreno del consumo, que a su vez depende centralmente de lo que ocurra con la inflación", afirmó la Fundación Mediterránea.

"Para aspirar a una tasa de inflación en 2021 semejante a la de 2020 (36%), en lugar de un déficit primario de 6,5 % del PIB como el registrado el año pasado, habría que proponerse un rojo primario de no más de 2,5 % del PIB, achicando de modo proporcional la emisión de pesos", agregó.

(Reporte de Walter Bianchi,; Editado por Nicolás Misculin)