Analista económico ve a Cuba abocada a un nuevo "período especial"

Agencia EFE
·2  min de lectura

Miami, 30 mar (EFE).- El hundimiento del turismo y el envío de remesas a Cuba por la covid-19, así como la escasez de medicamentos, alimentos y productos de primera necesidad, ha agudizado la crisis política, económica y social en la isla, abocada a un nuevo "período especial", señaló este martes en un artículo Emilio Morales, presidente de Havana Consulting Group.

Pero "la nueva generación (de cubanos) no quiere un Período Especial II. Quiere zafarse de una vez por todas de las cadenas del castrismo y construir con sus propias manos su porvenir", señaló en el artículo Morales, gerente general de la citada firma que ayuda a entender el mercado de Cuba y a sus consumidores.

El economista destacó que la aspiración de los cubanos es progresar en un "ambiente de leyes que permita las oportunidades para todos, sin mafias militares que controlen las riquezas del país".

El análisis de Morales se produce tras la recientes declaraciones realizadas por el primer ministro cubano, Manuel Marrero, quien reconoció que la hambruna en la isla está al doblar la esquina, indicó el experto.

"El primer trimestre de 2021 ha sido desastroso para la economía cubana", afirmó.

Con la tercera ola de la pandemia golpeando la isla y colapsado el sistema de salud, con "la mayoría de los hospitales cayéndose a pedazos", las autoridades cubanas tratan de "esconder la realidad del coronavirus falseando la cantidad de fallecidos", asegura.

La combinación de estos factores "ha agudizado la crisis que vive la isla", en medio del "bloqueo interno a los ciudadanos para generar riqueza".

Los hechos y datos, prosigue Morales, apuntan que es el Gobierno cubano, no el "mito de la Administración Trump", el que ha "parado en seco las reformas y el crecimiento del emprendimiento" en la isla caribeña.

Así, el régimen comunista puso en marcha una campaña para "demonizar en la prensa a los emprendedores", a los que se limitó a una sola licencia, se subieron los impuestos y se incrementó la brecha que impone el "apartheid establecido" que "favorece la inversión extranjera y limita la inversión de los propios cubanos".

Por ello, calificó de "estrategia suicida" la que ha hecho visible Marrero con el "atrincheramiento" impuesto por la nomenclatura en vísperas del VIII Congreso de Partido Comunista Cubano (PCC).

Marrero ha reconocido que "la hambruna en Cuba está al doblar de la esquina" y ha planteado en una reunión que "la producción de alimentos es el tema más sensible" que afronta el país en estos momentos.

Lo que viene, cuando concluya el VIII Congreso del PCC, no será "una apertura, sino el Período Especial II", sentenció Morales, para añadir que Marrero debería saber que "los campesinos no producen porque el Estado revolucionario les arrebata el 80 % de sus cosechas".

En cuanto al desarrollo de "otra crisis de balseros", Morales cree que esto sería interpretado por Estados Unidos como un "acto de guerra", por lo que descartó esa posibilidad.

(c) Agencia EFE