“Anacrónico”: fuerte rechazo de las empresas norteamericanas a una iniciativa del Gobierno

·3  min de lectura
Enrique Villegas
Enrique Villegas

La Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Argentina (AmCham) cruzó esta mañana en duros términos una propuesta del Gobierno. Se trata del cobro de una nueva tasa a productos envasados, como informó ayer LA NACION.

AmCham “expresa su preocupación frente a una propuesta anacrónica, que no soluciona el problema de fondo y que, por el contrario, genera una mayor carga tributaria al tejido productivo, sin una clara contraprestación por los fondos que generaría este programa mediante el establecimiento de una nueva tasa para compensar los gastos que el sistema de gestión pública de residuos requeriría a futuro, poniendo en entredicho incluso el carácter federal de la norma”, sostuvo.

El  Gobierno analiza sumar una tasa de hasta 3% a los productos envasados
Shutterstock


El Gobierno analiza sumar una tasa de hasta 3% a los productos envasados (Shutterstock/)

El problema gira en torno de la llamada “ley de envases”, mediante la que se propicia establecer los “presupuestos mínimos de protección ambiental para la gestión integral de envases y reciclado inclusivo”, tal como sostiene el proyecto de ley. El asunto ingresó al parlamento el 28 de octubre pasado, en plena campaña. Entonces Juan Cabandié, Máximo Kirchner y la Federación de Cartoneros presentaron el proyecto de “Ley de envases con inclusión social”.

Según fuentes del sector alimenticio, varios lo interpretaron como una iniciativa que aportaba una promesa electoral al sector de las cooperativas de cartoneros. Pero no fue así. La norma inició un raid en el Congreso, y en medio de un trámite exprés, ya varios descuentan que está listo para ser aprobado en Diputados antes del 10 de diciembre. En el Senado, hasta entonces no tiene dificultades. La promesa es disfrutar de una millonaria caja en 2022.

Según los fundamentos de la norma, en la Argentina se computa una generación de aproximadamente 45.000 toneladas diarias de residuos sólidos urbanos. Por lo que atañe a este proyecto, de ese número se estima que un 21,2% son residuos de Envases Post Consumo. Estos datos de cantidad de residuos se enmarcan “en una sociedad de obsolescencia programada y precoz, de consumo desvinculado con los impactos dañinos que acarrea la generación de residuos y de tendencia al aumento de dicho consumo y descarte”, dice el proyecto.

AmCham sostuvo en su comunicado que sus empresas “están comprometidas con el cuidado del ambiente y el paradigma de la economía circular, más aún, están convencidas de la necesidad de un adecuado marco regulatorio para el tratamiento y manejo de los envases utilizados en la comercialización de todo tipo de productos, que sea armónico con los estándares internacionales y compatible con la tecnología disponible en el país”.

Para la cámara, alarma que “el proyecto no permita a los sujetos obligados optar con claridad por sistemas locales de gestión implementados y financiados por el sector privado, bajo el control y la supervisión de la autoridad de aplicación”.

Y señala que otro de los puntos débiles del proyecto es el cálculo de la tasa ambiental, cuya fórmula se basa en el precio de venta (hasta el 3%), o bien, en el peso del material, sin tener en consideración el costo asociado al sistema de gestión propiamente dicho, “y lo que es peor”, cuya administración recae en un fidecomiso administrado por el estado, sin pautas claras de asignación.

AmCham sostiene que el proyecto tiene “debilidad constitucional” y advierte sobre sus consecuencias: “En reiteradas oportunidades, AmCham ha señalado los riesgos que se plantean con este tipo de políticas: obstruyen la generación de empleos, limitan las nuevas inversiones, propenden a escaladas de precios y crean un ambiente regulatorio hostil, restrictivo e imprevisible”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.