Ana de la Reguera sigue rompiendo tabús en la segunda temporada de su atrevida serie

·9  min de lectura

Durante los últimos días, el nombre de Ana de la Reguera ha estado ocupando titulares en la prensa de chismes debido a una supuesta relación amorosa con el también actor Alfonso Herrera. Pero el romance no ha sido confirmado por ninguno de los dos, y en el caso de la primera, se trata de un tema que prefiere no discutir.

De lo que sí está dispuesta a hablar en detalle la intérprete de origen veracruzano es de la segunda temporada de “Ana”, que se estrena hoy en la plataforma de Pantaya, y que nos enfrenta nuevamente a un personaje tan lleno de conflictos como de carisma que, sin corresponder exactamente a la vida de quien lo encarna, se inspira en las experiencias que ha tenido la actriz a lo largo de una carrera que empezó en el mundo de las telenovelas pero la trajo hace 17 años a Los Ángeles, donde ha conseguido papeles cada vez más relevantes en la pantalla grande y en la chica.

En la entrevista que le ofreció recientemente a Los Angeles Times en Español, y que puedes encontrar también abajo en su versión de video, De la Reguera reveló aspectos interesantes de lo que se podrá ver en los nuevos episodios, de la evolución de su personaje, de las reacciones que generó la primera temporada, de la relación que tiene con las redes sociales, de las modificaciones que se vio forzada a hacer ante el retiro de uno de los actores principales de la serie y de sus próximos proyectos.

Ana, esta segunda temporada encuentra a tu personaje en una serie de situaciones que tienen todavía que ver con hechos de tu propia vida, pero que resultan cada vez más excesivos, más farsescos. ¿Qué es lo que buscabas en los nuevos episodios?

La serie siempre estuvo programada para tres temporadas. La primera fue la presentación del personaje, de su vida personal, de la relación que tiene con su madre, de su sexualidad, de sus sueños como actriz. Esta es mucho más caótica, porque trata de lo que sucede con lo que parecía ser un sueño cumplido pero que no es lo que ella esperaba, y de sus intentos por romper ese contrato que la hace tan infeliz con el fin de hacer algo más creativo. En la tercera temporada, aprenderá de sus errores y sabrá lo que realmente quiere.

Es por eso que, como lo has dicho, esta temporada es mucho más farsesca, y tiene el detrás de cámaras de lo que sucede en la carrera de actuación, con muchas más críticas a la televisión y a los medios de comunicación.

Lo curioso es que en la recreación de ese ambiente participan actores que forman parte del mismo ambiente, a veces con sus nombres reales, como es el caso de la recientemente fallecida Carmen Salinas y de Aracely Arámbula. También está Christian Meier, claro, pero con un nombre distinto. Tú fuiste parte de ese círculo, porque empezaste haciendo telenovelas. Eso quiere decir que, al igual que tú, Salinas y Arámbula estaban dispuestas a reírse un poco de sí mismas.

El personaje de Carmen Salinas se nos ocurrió cuando estábamos escribiendo la serie, y nos pareció muy simpático que quien apareciera ahora en los pensamientos de Ana fuera ella, porque [el personaje de] mi mamá -que es la que aparecía en la temporada anterior- está ahora muy presente, viviendo incluso conmigo. Fue increíble que Carmen aceptara, porque juega con su propia personalidad, con lo que conocemos de ella; y también fue increíble tener a Aracely, que llegó feliz, muy contenta de participar en una serie. Eso demuestra el profesionalismo y la inteligencia que tienen los actores que son capaces de burlarse de sí mismos. Y claro, fue muy ‘padre’ que confiaran en mí para hacerlo.

Este fue uno de los últimos papeles de Carmen Salinas.

Carmen terminó su vida de una manera muy linda, trabajando, sana, con el cariño de la gente, haciendo cosas divertidas y siendo maestra de todos nosotros. Fue impresionante verla en el set, con la dedicación que ponía en lo que hacía y el cariño que le daba a todos.

“Ana” sigue siendo un proyecto sumamente personal para ti, porque además de inspirarse en experiencias de tu vida, eres coautora de los guiones. Y es una serie que te ha dado muchas libertades, como mostrar ahora ese lado de Carmen Salinas que para algunos era muy vulgar, y mencionar abiertamente temáticas adultas e íntimas que se ven pocas veces en la televisión en español.

Ha sido muy satisfactorio que se me haya dado esta oportunidad y que la gente la haya recibido tan bien. La comedia es la mejor manera de hablar de estas cosas, porque el público se ríe y no lo toma tan en serio, pero a la vez aprende algo, siente empatía por el sufrimiento de los demás y se identifica con lo que le pasa a los personajes, como la ignorancia que tenía mi personaje sobre la eyaculación femenina en la primera temporada. En esta temporada, ella se sentirá muy frustrada, pero crecerá mucho, y eso es también un aprendizaje.

Como esta serie habla de los derechos de las mujeres, y ya que vives aquí, creo que es pertinente pedir tu opinión sobre la reciente decisión de la Corte Suprema que revirtió el dictamen que legalizaba el aborto en Estados Unidos. ¿Te has manifestado al respecto?

No he puesto nada en redes sociales, pero estuve en el programa “Pan y Circo” de Diego Luna [que se transmite en Prime Video] durante un episodio que trataba sobre al aborto. No soy una experta, y a mí me gusta dejar esos temas en manos de los expertos, de los que manejan los datos duros, como por ejemplo cuántas muertes se producen debido a negligencias médicas en caso de que el aborto no sea legal.

De todos modos, es terrible que esté pasando algo así en un país que es supuestamente el más avanzado en temas de derechos humanos. Se ha retrocedido muchísimo con esta decisión, del mismo modo en que se ha retrocedido en otros aspectos durante los últimos años.

En la serie, tu personaje está siempre expuesto a críticas de lo más duras a través de las redes sociales, algo que tú misma has sufrido en diversas ocasiones. La más reciente se dio luego de que publicaras que te encantaba Bad Bunny. ¿Se te atacó también mucho por la primera temporada de “Ana”, donde aparecías en escenas lésbicas y fumando marihuana?

¡Al revés! Fue muy raro, porque los personajes mejor recibidos de la serie fueron ‘Papasito’, que es bisexual, y ‘Chock’, que es lesbiana. ¡Hasta querían que me quedara con ella! La manera en que se escribieron estos personajes fue sin tabús, sin prejuicios, mostrando lo que es, porque a Ana le atrae esta persona; se enamora de la confianza que tiene ‘Chock’ en sí misma. Siente atracción por eso, no porque sea hombre o mujer. Nadie se quejó tampoco porque el personaje masculino principal fuera bisexual ni dijo que ella no se debía quedar con un ‘chavo’ que se metía con chicos y chicas.

Uno de los pocos casos en los que la mujer tiene ventaja sobre el hombre es en esto. Los hombres sí son muy estigmatizados en su bisexualidad, porque se cree que son realmente gays que no quieren aceptar que les gustan solo las mujeres. Pero la bisexualidad existe; no es que quieran pretender nada. ¡Qué increíble que te pueda gustar alguien por su alma y no por su sexo!

¿Sentiste reacciones positivas por parte de la comunidad LGBTQ?

La reacción fue súper positiva, tanto así que el show fue nominado a un GLAAD Award [de la organización Gay & Lesbian Alliance Against Defamation]. Y yendo a lo de Bad Bunny, fue muy curioso, porque se relaciona justamente a lo que las mujeres de 40 ya no podemos supuestamente hacer. ¿Hay edad para la música? ¿Hay edad para ir a un concierto? Para mí fue muy sorprendente encontrar ese tipo de polarización ante un simple gusto musical.

La gente ve a los artistas urbanos como un todo, porque no se han informado de las influencias que tienen y de las razones por las que este movimiento es tan fuerte. En su último disco, Bad Bunny no tiene solo reggaetón, sino también merengue, salsa, pop, rock… es un artista muy completo.

Pasaba lo mismo con este show, porque sin haberlo visto, muchos lo juzgaban diciendo que preferían ver algo sobre Sor Juana Inés de la Cruz y que qué les podía decir yo. Pero tengo las mismas inquietudes y las mismas inseguridades que ustedes, pese a que soy una figura pública.

¿Ha sido complicado exponerte tanto con este personaje, tomando en cuenta justamente que eres una figura pública?

En lugar de ser un problema, me divirtió tener que recordar experiencias destructivas o penosas que he vivido mientras escribíamos [los guiones], porque me interesaba que la gente se entretuviera y se sintiera identificada con lo que presentábamos. Era muy importante tener esa comunicación con la audiencia, sobre todo porque en Latinoamérica no se estaba haciendo algo así.

En esta temporada regresa ‘Chock’, interpretada por la misma actriz, Paulina Dávila. Y también regresa ‘Papasito’, pero interpretado por un actor diferente, David Palacio, debido a que el original, Carlos Miranda, no pudo hacerlo tras haber aceptado un papel en otra serie. Considerando lo importante que es el personaje, su salida tuvo que ser muy complicada para ti.

Nuestra serie tardó dos años en volverse a escribir y en pre producirse, y estábamos con lo del Covid y los 14 días en que había que hacer cuarentena, por lo que resultaba imposible contar con Carlos, porque hubiéramos tenido que esperar nueve meses. Fue muy estresante decidir cómo iba a ser el cambio, porque la temporada ya estaba escrita con su personaje, que permanecía además hasta el final de la serie, y no podíamos empezar de cero nuevamente. Afortunadamente, encontramos a otro “Papasito” maravilloso, y grabamos diferentes maneras de presentarlo.

El año pasado fue muy fructífero para ti en el plano cinematográfico, porque se estrenaron tres películas en las que actuabas: “Army of the Dead”, “The Forever Purge” y “El rey de todo el mundo”. Últimamente has estado muy ocupada con “Ana”, ¿pero que viene después?

Viene la precuela animada de “Army of the Dead”, una serie con Peacock llamada “Leopard Skin” que se hizo en República Dominicana, y la siguiente película de Luis Estrada para Netflix, que sale a finales de este año. Todo eso lo hice en los últimos dos años. Además, como dice mi personaje en el show [cuando no tiene ninguna propuesta de trabajo], “hay otros proyectos de los que no puedo todavía hablar” [risas]. Pero yo sí haré una o dos películas en los próximos meses.

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.