Aníbal Fernández pidió que "internen" a Elisa Carrió por decir que la iba a mandar a matar

LA NACION

El exjefe de Gabinete kirchnerista Aníbal Fernández pidió anoche que "alguien interne o medique" a la diputada nacional Elisa Carrió, quien dijo ayer que el también exministro de las carteras de Interior y Justicia la iba a mandar "a matar".

"Solicito ayuda, todo tiene un límite. Esta señora está muy enferma. Ruego que alguien se haga cargo del asunto y la interne o la mediquen adecuadamente", escribió Fernández en su cuenta de la red Twitter. "Por su condición de sucia, ruego abstenerse. No tiene solución", remató.

Carrió había manifestado en la misma red social que en una entrevista con el periodista Jorge Lanata le pidió al exjefe del Estado Mayor General del Ejército César Milani que no la "mate" y al mismo Fernández que no la mandara "a matar", en relación a la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman.

"Lo hablé en una entrevista con Jorge Lanata en la que le pedí a 'Milani que no me mate' y a 'Aníbal Fernández que no me mande a matar'. Dada las amenazas, desde entonces tengo custodia otorgada por la justicia federal. Todo esto forma parte de la denuncia de febrero y marzo", escribió Carrió.

La líder de la Coalición Cívica es una de las referentes de la oposición que convocó al acto en homenaje a Nisman hoy en la plaza Vaticano, a cinco años de su muerte.

Agencia Télam