Nuevo análisis de sangre puede ayudar a detectar cáncer en los pacientes e indicar si se ha propagado

·2  min de lectura
(PENSILVANIA) (PA Wire)
(PENSILVANIA) (PA Wire)

Científicos del Reino Unido desarrollaron un nuevo análisis de sangre para detección temprana del cáncer en personas que tienen síntomas no específicos, como pérdida de peso o fatiga.

La prueba, desarrollada por científicos de Oxford, ayuda a identificar el cáncer antes y ver si la enfermedad se ha propagado mediante el uso de una tecnología llamada NMR (resonancia magnética nuclear), la cual perfila las moléculas de sangre de los pacientes.

La detección temprana del cáncer está bastante relacionada con mejores resultados para los pacientes y puede significar que la enfermedad se trate más fácilmente, pero es más difícil para aquellos con sistemas no específicos.

El Dr. James Larkin, de la Universidad de Oxford, participó en la investigación y le comentó a The Guardian: “El problema que hemos tenido en el pasado es que si las personas tienen cáncer, ese cáncer crece todo el tiempo, y cuando regresan, los cánceres suelen estar bastante avanzados”.

“Es probable que haya decenas de miles de pacientes en todo el Reino Unido. Esperamos detectar a estos pacientes cuando vienen al médico de cabecera, para darles una opción de con quien enviarlos de forma inmediata”, agregó.

“En el momento en que se puede decir ‘tiene un cáncer’, se proporciona un fuerte incentivo para enviar a ese paciente a una investigación por imágenes para ver si se puede encontrar ese cáncer”.

La prueba utilizó tecnología de NMR, que perfila los niveles de moléculas sanguíneas llamadas metabolitos, estos serán diferentes en personas sanas y aquellas con cáncer localizado o propagado.

En un estudio publicado en la revista Clinical Cancer Research, el Dr. Larkin y otros científicos analizaron 300 muestras de pacientes con síntomas de cáncer no específicos, como fatiga o peso inexplicable, y encontraron que su prueba detectó cáncer en 19 de cada 20 personas con la enfermedad.

La prueba también pudo determinar si el paciente padecía un cáncer localizado o se había propagado con una precisión del 94 por ciento, lo que la convierte en la primera prueba capaz de detectar esto sin saber qué tipo de tumor tiene el paciente.

“Esta información cambia la forma en que se trata a los pacientes”, aseguró el Dr. Larkin.

Los diferentes tratamientos contra el cáncer incluyen quimioterapia, inmunoterapia o cirugía, pero todos tienen sus propios efectos secundarios potenciales.

“No queremos recetárselos a todo el mundo, pero hay pacientes que se beneficiarían bastate si pudiera identificarlos con la suficiente antelación”, añadió el Dr. Larkin.

A continuación, se debe confirmar la precisión de la prueba en hasta 3.000 pacientes con cáncer con síntomas inespecíficos, algo que el Dr. Larkin espera que suceda en 2024.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.