Análisis: Epidemia de palizas en la NBA

TIM REYNOLDS
·3  min de lectura
En foto del 10 de enero del 2021 el coach de los Nets de Brooklyn Steve Nash habla con sus jugadores en el encuentro ante el Thunder de Oklahoma City. El martes 12 de enero del 2020 la NBA está en medio de una epidemia de palizas. El promedio de diferencia de puntos en este momento en la NBA es de 12,3 puntos por partido y se dirige a ser la mayor cantidad en la historia de la liga. (AP Photo/Kathy Willens)

En medio de la pandemia de coronavirus, la NBA también está teniendo una epidemia de palizas.

Sólo queda conjeturar si existe un vínculo.

Los partidos con marcadores desiguales se han convertido en algo usual en las primeras tres semanas de la NBA. Quizá se deba a que no hay aficionados en las arenas, o a que los equipos están cansados de jugar sin tanto descanso como se habían acostumbrado en años recientes. O quizá sea el estrés por el COVID-19 a nivel mundial se ha hecho sentir en los jugadores.

Probablemente es una combinación de todo.

Pero las cifras también son abrumadoras. El promedio de diferencia de puntos en este momento en la NBA es de 12,3 puntos por partido, perfilándose a ser la mayor cantidad en la historia de la liga.

La cantidad de equipos que llegan a tener ventaja de 30 unidades o más — ha sucedido en el 20% — supera lo habitual, incluso en una era de juego vertiginoso y triples.

“Esta va a ser la temporada más loca en la historia de la NBA”, dijo el entrenador de Brooklyn Steve Nash. “Hemos visto algunos marcadores increíbles y rarezas, por lo que creo que habrá que adaptarnos y seguir trabajando y será esencial aprender con los partidos y no en las prácticas".

La temporada pasada, sólo en el 10% de los encuentros un equipo llegó a tener ventaja de 30 puntos. En la campaña 2018-19 el rango fue del 11 por ciento. Y un año antes del 9%.

Milwaukee ha disputado 11 encuentros y ha tenido ventaja de 30 unidades en cuatro de ellos. Los Bucks llegaron a tener una diferencia de 25 tantos en el triunfo del lunes frente a Orlando.

En 11 juegos, los Clippers de Los Ángeles han tenido ventaja o desventaja de 20 puntos en ocho, incluyendo el déficit más amplio de la temporada: 57 puntos ante Dallas el 27 de diciembre.

Los únicos equipos que no han tenido ventaja de 20 puntos esta temporada: Chicago, Minnesota, Oklahoma City y Sacramento. El único equipo que no ha tenido desventaja de 20 unidades: Indiana. El resto de los equipos han sido víctimas de una paliza al menos en una ocasión.

El base de los Pacers Malcolm Brogdon ha elogiado a Nate Bjorkgren, el entrenador que cumple su primera campaña al mando. Se le puede reconocer que ha tenido a los Pacers compitiendo en cada uno de sus partidos, lo ucal no es un logro menor en este momento.

“Creo que esta organización ha sido menospreciada por años”, dijo Brogdon el mes pasado. “Creo que es momento de que la gente despierte”.

No todas las noches de esta temporada han sido palizas.

El lunes se disputó el 20mo día de la temporada, de esos nueve han tenido varios encuentros decididos por diferencia de tres o menos puntos, el último fue el domingo. Una excepción fue la tanda de cinco duelos del Día de Navidad —en el que el margen más reducido fue de 13 unidades. Se trató de la primera vez desde el 2006 que la NBA no tuvo ningún encuentro que se definió por menos de 10 puntos en Navidad y eso se debido a que ese año el triunfo de 16 puntos de Miami frente a los Lakers de Los Ángeles fue el único partidos del 25 de diciembre.

Los duelos han sido un poco más cerrados en los últimos días, en la semana del 29 de diciembre al 4 de enero, 15 de los 56 duelos tuvo un equipo con ventaja de más de 30 puntos. La siguiente semana que terminó este lunes, sólo ocho de los 53 encuentros tuvieron una ventaja similar.

Quizá esto sea una señal de que los equipos están en mejor forma, una posibilidad debido a que los campamentos de preparación fueron truncados y tuvieron una pretemporada corta.

“Cuando mantienes el espíritu competitivo alto, se esparce en todo el grupo”, dijo el base de San Antonio Patty Mills. “Se contagia".