China lidera la carrera para una vacuna con un esfuerzo "de tiempos de guerra"

Por Sangmi Cha y Miyoung Kim
Foto de archivo ilustrativa de trabajadores de salud haciendo controles en Pekín en medio de la pandemia de coronavirus

Por Sangmi Cha y Miyoung Kim

7 jul (Reuters) - China está avanzando en la carrera por tener una vacuna para ayudar a controlar la pandemia de COVID-19, y la experimental de Biotech de Sinovac se convertirá en la segunda del país y la tercera del mundo en entrar en la última etapa de las pruebas a finales de este mes.

Si bien China está atrasada en la industria mundial de vacunas, ha coordinado sus sectores estatal, militar y privado para combatir una enfermedad que ha matado a más de medio milón personas en todo el mundo.

Muchos otros países, incluido Estados Unidos, se están coordinando estrechamente con el sector privado para tratar de ganar la carrera del desarrollo de vacunas, por lo que China enfrenta muchos retos.

Su éxito en la reducción de las infecciones por COVID-19 hace que sea más difícil realizar ensayos de vacunas a gran escala, y hasta ahora unos pocos países han acordado trabajar con China. Después de escándalos previos sobre vacunas, Pekín también tendrá que convencer al mundo de que ha cumplido con todos los requisitos de seguridad y calidad.

Una entidad controlada por el Estado completó dos plantas de vacunas en un par de meses, lo que fue calificado de esfuerzo "de tiempos de guerra", y empresas estatales y el Ejército permitieron que se experimentara en su personal.

La unidad de investigación médica del Ejército Popular chino, la fuerza impulsora de los esfuerzos de Pekín para combatir las enfermedades infecciosas, también está trabajando con empresas privadas como CanSino para desarrollar vacunas para el COVID-19.

Desafiando el dominio tradicional de Occidente en el sector, China está detrás de ocho de las 19 candidatas a vacunas con pruebas en humanos, con la inyección experimental de Sinovac y una desarrollada conjuntamente por los militares y CanSino entre sus principales apuestas.


"ESTRATEGIA VERDADERA"

También se está centrando principalmente en las vacunas inactivadas, una tecnología bien conocida y que se ha usado para fabricar vacunas contra enfermedades como la gripe y el sarampión, algo que podría aumentar las posibilidades de éxito.

Por el contrario, varias compañías occidentales como Moderna, CureVac y BioNTech están probando una nueva tecnología llamada ARN mensajero que nunca ha generado un producto aprobado por los reguladores.

"Es una estrategia probada y verdadera", dijo Paul Offit, director del Centro de Educación sobre Vacunas del Hospital de Niños de Filadelfia, sobre la tecnología de vacunas inactivadas. "Si tuviera que elegir una vacuna que creo que sería más segura y eficaz, sería esa", agregó Offit, quien también es coinventor de la vacuna contra el rotavirus RotaTeq fabricada por Merck & Co Inc.

Cuatro de las candidatas chinas en ensayos en humanos son vacunas inactivadas, incluidas la de Sinovac y dos del Grupo Nacional de Biotecnología de China (CNBG), una unidad del Grupo Farmacéutico Nacional de China (Sinopharm). Actualmente, solo hay dos vacunas experimentales para COVID-19 en los ensayos finales de Fase III: una de Sinopharm y otra de AstraZeneca y la Universidad de Oxford. La de Sinovac se convertirá en la tercera a finales de este mes.

Para acelerar el proceso, China permitió a Sinopharm y Sinovac combinar ensayos de Fase I y Fase II para sus candidatos a vacunas.

Para la vacuna experimental de CanSino, la unidad de investigación del Ejército chino desempeñó un papel clave, y los dos trabajaron en un método que utiliza un adenovirus, un enfoque similar al de AstraZeneca.

La unidad de investigación del Ejército tiene su propio proceso de aprobación para "medicamentos militares específicamente necesarios", y el mes pasado aprobó el uso militar de la candidata desarrollada por su unidad de investigación y CanSino.

El científico principal de la unidad, Chen Wei, quien ha sido el rostro del esfuerzo de desarrollo de vacunas, fue uno de los primeros en recibir la inyección experimental para COVID-19 desarrollada por su equipo, según los medios estatales.

Nuestro objetivo es crear una comunidad segura y respetuosa de cada uno de sus miembros. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad y mientras estamos trabajando en ello, hemos suspendido temporalmente los comentarios en artículos. Gracias por tu comprensión.